Nacional

Interior ordenó a los funcionarios que no apoyasen la excarcelación de etarras

El director de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y el ministro Ángel Acebes anticiparon el pasado mes de noviembre en una reunión con los directores de las 66 cárceles españolas el fin de los beneficios penitenciarios para los terroristas.

COLPISA, Madrid/Bilbao
12/ene/03 21:50 PM
Edición impresa
COLPISA, Madrid/Bilbao

Antes de que el Consejo de Ministros aprobara la pasada semana la reforma legislativa para endurecer las condenas a los terroristas y limitar sus beneficios penitenciarios, el Ministerio del Interior ya había dado órdenes a sus responsables de Instituciones Penitenciarias para que ningún alto responsable de Prisiones aconsejara o apoyara en las respectivas juntas de tratamiento la excarcelación de un miembro de ETA antes del cumplimiento íntegro de su pena, bien por la vía del acceso al tercer grado o bien por la concesión de la libertad condicional.

Según han desvelado altos responsables de Prisiones, las primeras directrices de Interior para el endurecimiento del tratamiento penitenciario de los terroristas se dieron en la reunión que el pasado 21 de noviembre mantuvieron el director de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y el ministro del Interior, Ángel Acebes, con los directores de las 66 prisiones españolas bajo control estatal en un céntrico hotel madrileño de la calle Princesa.

Aunque el tema central del debate entre los responsables penitenciarios fue la situación de saturación en la mayoría de los centros dependientes del Ejecutivo central, el Ministerio del Interior quiso lanzar un mensaje claro a los directores para que frenaran el acceso a cualquier beneficio penitenciario para los terroristas internos en sus centros.

Por aquellas fechas se cumplía un mes de la polémica generada por la excarcelación del etarra Félix Ramón Gil Ostoaga, el terrorista al que la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, dejó en libertad tras cumplir sólo 13 de los 298 años de cárcel a los que fue condenado. Unos días después apareció muerto con visos de suicidio.