Sucesos

Localizan en una cueva un cadáver que podría corresponder al pescador desaparecido

El cuerpo sin vida se encuentra enganchado en una oquedad en el fondo del mar, muy próximo al lugar donde cayó, conocido como La Chiquita, en Guía de Isora. A lo largo del día de hoy, los buceadores de los GEAS de la Guardia Civil tratarán de sacarlo a la superficie.

EL DÍA, S/C de Tenerife
12/ene/03 9:57 AM
Edición impresa

Efectivos de los Grupos de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) localizaron ayer un cadáver que podría corresponder al pescador J.H.G., de 50 años, que desapareció el día de Reyes cuando se encontraba en el lugar conocido como La Chiquita (Guía de Isora), según confirmaron a EL DÍA fuentes de la 151 Comandancia de la Guardia Civil de Ofra. Este hallazgo se produce dos días después de que apareciesen restos de piel humana y pelos muy cerca de donde cayó al mar, tal y como adelantó este periódico ayer.

El cadáver, al parecer se encuentra enganchado en una oquedad, pero debido al estado de la mar no fue posible rescatarlo, por lo que a lo largo del día de hoy los buceadores de la Benemérita intentarán sacarlo tras haber señalizado convenientemente el lugar, aprovechando la pleamar y siempre y cuando ello no suponga riesgo alguno para los efectivos que participan en el rescate.

J.H.G., vecino de La Matanza, se encontraba en compañía de otro pescador, J.H. A., quien dio la voz de alarma relatando a la Guardia Civil de Guía de Isora que el desaparecido cayó al mar desde una altura de unos cinco metros, golpeándose contra unas rocas y desapareciendo inmediatamente engullido por el mar.

Al parecer, tenía intención de arrojarse al agua para bucear y coger pulpos y lapas, pero no tuvo tiempo. Ésta no era la primera vez que acudía al lugar, aunque sí la persona que lo acompañaba.

En el operativo de búsqueda por tierra y mar participan efectivos de la Benemérita, así como la embarcación del Servicio Marítimo "Río Palma", el helicóptero del GIE, las Policías Locales de Guía de Isora y Adeje, voluntarios de Protección Civil y familiares de la víctima.

EL DÍA trató de confirmar esta información con el sargento de la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil y se negó en rotundo a adelantar cualquier dato, así como a ponerse al otro lado del hilo telefónico.