Dinero y Trabajo

Canarias empieza a negociar el futuro de las ayudas a productos de alimentación básicos

Los contactos entre las autoridades comunitarias y autonómicas para garantizar que los consumidores isleños estén en igualdad de condiciones con los continentales comenzarán de manera inmediata, a través de la Oficina del Gobierno Autónomo en Bruselas.

EL DÍA, Bruselas
13/ene/03 15:48 PM
Edición impresa

Una vez salvada de manera "bastante satisfactoria" - en palabras del vicepresidente Adán Martín - la negociación sobre las ayudas del Régimen Específico de Abastecimiento (REA) que se aplicarán en 2003, Canarias se prepara para aprovechar al máximo el balón de oxígeno que supone tener doce meses para dialogar con Bruselas las ayudas mínimas definitivas.

El objetivo más importante que figura en la agenda de 2003, sin lugar a dudas, es intentar que la Comisión Europea acepte algunos de los argumentos expuestos por los representantes del Archipiélago en las últimas semanas, especialmente en lo que se refiere a la metodología empleada para calcular las ayudas mínimas, ya que el Gobierno entiende que aún se tienen que tener en cuenta algunos factores para que se cumpla plenamente la finalidad del REA, que no es otro que garantizar al consumidor de las Islas que estará al mismo nivel de precios que el del Continente a la hora de adquirir productos de alimentación básicos y materias primas.

Cambiar el método de cálculo

El pasado día 9 la Comisión Europea acordó, después de intensos contactos con los Gobiernos canario y central, un primer Reglamento sobre estas ayudas mínimas que estará en vigor hasta diciembre de 2003. A partir de entonces, según explicaron fuentes comunitarias a EL DÍA, deberá aplicarse un nuevo reglamento, que será decisivo porque en el se fijarán las ayudas mínimas que recibirá cada producto de manera prácticamente permanente.

En este diálogo con la Comisión sobre las futuras ayudas mínimas participarán técnicos y altos cargos del Ejecutivo, bajo la supervisión personal del vicepresidente Adán Martín. Aunque el objetivo general de la negociación que se mantendrá con Bruselas será conseguir el mejor resultado posible para todos los productos incluidos en el REA, el Gobierno hará hincapié en algunos productos como los cereales, los concentrados de fruta o algunos lácteos. El especial interés en lograr mejoras para estos productos se debe a que algunos de ellos, como los cereales, ya no disponen de las ayudas denominadas "restituciones", que varían dependiendo del nivel de precios de los mercados internacionales.

Las ayudas mínimas acordadas el día 9 sólo se aplican cuando las "restituciones" bajan por debajo del nivel de esos mínimos, por lo que en realidad determinados productos del REA van a seguir durante un tiempo recibiendo ayudas superiores a los umbrales mínimos. Sin embargo, este no es el caso de productos como los cereales, que tienen las restituciones "a cero", de ahí que se busque conseguir que el umbral mínimo sea lo más elevado posible.