Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Australia-China, primer cruce de cuartos de final leer

El Gobierno aprueba subvenciones para rehabilitar las viviendas desocupadas

El Ejecutivo autónomo empleará 60 millones de euros en ayudas para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado inmobiliario, tanto en venta como en alquiler. Las casas recuperadas se tendrán que arrendar a menores de 35 años durante un período de cinco años.

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
14/ene/03 16:31 PM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer un decreto para facilitar el acceso de los jóvenes a su primera vivienda, en régimen de alquiler o venta. Las subvenciones, que se incluyen dentro de las acciones específicas de la Comunidad Autónoma en el IV Plan Canario de Vivienda, se dirigirán a la rehabilitación de casas desocupadas que se incorporen a la Bolsa de Vivienda Joven para su arrendamiento y a los adquirientes, menores de 35 años, de inmuebles de segunda mano.

Las ayudas para la rehabilitación de viviendas desocupadas que se destinen a arrendamiento tendrán un importe máximo de 12.000 euros, siempre que esta cuantía no supere el 50 por ciento del importe de las obras.

Asimismo, no serán objeto de subvención los trabajos de rehabilitación cuyo importe sea inferior a los 2.000 euros, según se informa en el proyecto de decreto, al que ha tenido acceso EL DÍA.

Para poder acceder a estas ayudas, los propietarios que contraten las obras deberán comprometerse a arrendar la vivienda un período de cinco años a jóvenes menores de 35 años, que serán seleccionados por la Bolsa de Vivienda Joven.

La adquisición de viviendas existentes se favorecerá con una subvención de 6.000 euros, si los ingresos familiares del comprador están comprendidos entre 0,5 y dos veces el salario mínimo interprofesional, y de 3.000 euros, si llegan hasta los 3,5 veces el SMI.

Tanto en el caso de los adquirientes de viviendas de segunda mano, como en el de los jóvenes que accedan a las casas rehabilitadas en régimen de alquiler, a través de la Bolsa de Vivienda Joven, deberán cumplir el requisito de residir en la Comunidad Autónoma al menos desde hace tres años.

Más demandantes

El decreto justifica la necesidad de estas actuaciones en las Islas, además de las previstas para la adquisición de viviendas de protección oficial, por "la escasez de suelo apto para edificar" y la existencia de un "considerable número de viviendas construidas" que se ajustan a las necesidades de la población joven.

El documento agrega que el Gobierno se ve "obligado" de facilitar el acceso a la vivienda al sector social de los jóvenes porque se ha convertido en el principal demandante en Canarias, a "consecuencia de una baja tasa de natalidad y de un envejecimiento progresivo de la población".

En el IV Plan Canario de Vivienda se prevén financiar unas 1.000 actuaciones de rehabilitación de casas desocupadas, con una inversión de 18 millones de euros en subvenciones, mientras que se prevén gestionar 500 ayudas a la adquisición de viviendas ya construidas, con un montante de 42 millones de euros para el período 2002 - 2005. En total, el Gobierno canario destinará 60 millones de euros a los dos programas.