Vivir

Sanidad deja en manos de las autonomías las listas de espera

El Ministerio presentó ayer el documento sobre consultas, pruebas e intervenciones quirúrgicas y el establecimiento de criterios para la adecuada priorización en la atención de los pacientes.

EFE, Madrid
14/ene/03 21:56 PM
Edición impresa

El borrador del decreto sobre listas de espera que el Ministerio de Sanidad presentó ayer a los consejeros de salud de las Comunidades Autónomas deja en manos de éstas fijar los tiempos máximos de demora, según sus criterios de planificación y la utilización eficiente de sus recursos.

El borrador crea un sistema de información nacional sobre listas de espera de consultas externas, pruebas diagnósticas y terapéuticas e intervenciones quirúrgicas y establece los criterios e indicadores básicos, mínimos y comunes para un adecuada "priorización" de los pacientes en esas listas.

El Ministerio hará públicos semestralmente los tiempos de espera en todo el Sistema Nacional de Salud; el decreto obliga a los servicios de salud de las Comunidades Autónomas a proporcionar a cada paciente información personalizada sobre la espera prevista para su consulta o intervención.

El sistema de información sanitaria en materias de listas de espera que crea el decreto será gestionado por el Ministerio y se basará en los registros de pacientes en espera de cada Comunidad, que deberá elaborarlos siguiendo criterios "básicos, mínimos y comunes", que permitan la homogeneidad de la evaluación global objetiva de las listas y la mejora de su gestión.

Para lograr esa homogeneidad y la eficiencia de los recursos, se establecen "criterios de priorización" comunes de los pacientes.

Las guías clínicas

Con la participación de las sociedades científicas, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud elaborará las guías clínicas para los procesos quirúrgicos más frecuentes, que se actualizarán periódicamente.

Según el borrador, las recomendaciones sobre criterios de indicación y prioridad del tratamiento quirúrgico que se establezca en esas guías actuarán de referencia en el Sistema Nacional de Salud.

Así, los pacientes incluidos en una lista de espera para una consulta externa o para una prueba diagnóstica deberán estar calificados como de "prioridad 1" o preferente, cuando se le deba atender en un periodo máximo de 15 días, o "prioridad 2" y ordinaria, cuando no concurran elementos de prioridad para la consulta o la prueba complementaria.