Venezuela

El Gobierno calcula en 4.000 millones de euros las pérdidas en el área petrolera

El ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, señaló que ese "tremendo daño económico" no incluye "la pérdida de mercados y los costos de reactivación" de Pdvsa.

EFE, Caracas
15/ene/03 21:59 PM
Edición impresa

El Gobierno venezolano indicó que la paralización parcial de la industria petrolera, que empezó el 4 de diciembre pasado, ha causado hasta ahora pérdidas calculadas en 4.000 millones de euros.

El ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, dijo en un mensaje transmitido al país, que ese "tremendo daño económico" no incluye "la pérdida de mercados y los costos de reactivación" de Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa).

La crisis de Pdvsa comenzó cuando un grupo de gerentes y ejecutivos decidió unirse a la huelga general indefinida promovida por la Coordinadora Democrática, que agrupa a la oposición, para buscar la salida de Hugo Chávez de la presidencia y convocar elecciones anticipadas.

Ramírez dijo que Pdvsa perdió en diciembre el 70 por ciento de su actividad petrolera y reconoció que de una producción normal de 3,2 millones de barriles diarios, entre condensados, derivados y crudo, se cayó a 200.000 barriles en los momentos más críticos.

El ministro añadió que "hay costos asociados a los provocados por la falta de explotación del petróleo como el de la gasolina".

"Por primera vez en cien años de actividad petrolera, Venezuela se ha visto obligada a importar gasolina. Hasta ahora han sido 2,2 millones de barriles a un costo de 105 millones de dólares", indicó Ramírez.

El ministro manifestó después que, "a pesar de las acciones de sabotaje y terrorismo", la producción se ha ido recuperando y aseguró que actualmente está por encima de los 800.000 barriles por día.

Añadió que las refinerías siguen "en proceso de arranque" y auguró una paulatina recuperación de Pdvsa cuya paralización no sólo consideró como un acto de "terrorismo" contra Venezuela sino también "contra el mercado petrolero mundial".

Ramírez afirmó que la intención de los huelguistas es "estrangular económicamente" al país, "paralizar el transporte y la distribución de alimentos" y tratar de llevarlo a "una situación de violencia a través del caos".

Pdvsa era, antes de la huelga, el quinto exportador mundial de crudo, y proporcionaba la mitad de los ingresos ordinarios del presupuesto nacional y el 80 por ciento de las divisas.

Ramírez aseguró que lo peor de la crisis ha pasado y manifestó que con la ayuda de los trabajadores y gerentes leales a la empresa se logrará su recuperación en un plazo razonable.