Internacional

Blair insiste en que se puede atacar Irak sin permiso de la ONU

El ministro ruso de Defensa, Serguei Ivanov, reiteró ayer que Rusia no enviará buques de guerra al Golfo Pérsico en caso de una operación militar contra el régimen iraquí.

AGENCIAS, Londres/Moscú
16/ene/03 22:01 PM
Edición impresa

El primer ministro británico, Tony Blair, insistió ayer en la Cámara de los Comunes en que no hay que descartar una guerra contra Irak sin autorización de la ONU, si algún miembro del Consejo de Seguridad hace uso de un "veto poco razonable".

No obstante, Blair admitió que sería preferible contar con una nueva resolución de la ONU que otorgue legitimidad internacional a una acción bélica contra Sadam y se mostró confiado en lograr el beneplácito de la ONU.

Blair advirtió una vez más de que los supuestos arsenales iraquíes de armas de destrucción masiva constituyen una "auténtica amenaza para el mundo" y pueden caer en manos de grupos terroristas, un hecho que "sólo es cuestión de tiempo".

"La amenaza es verdadera y, si no la afrontamos, las consecuencias de nuestra debilidad perseguirán a futuras generaciones", subrayó.

El jefe del Gobierno británico negó que la necesidad de desarmar a Sadam Husein esté relacionada ni con el abastecimiento de petróleo iraquí a los países occidentales ni con otras "teorías de conspiración".

Blair compareció en los Comunes después de reunirse a puerta cerrada con el grupo parlamentario laborista para explicar su posición sobre Irak y atajar la creciente oposición de su partido a una guerra contra Sadam Husein sin la aprobación de la ONU.

Moscú

Por su parte, el ministro ruso de Defensa, Serguei Ivanov, reiteró ayer que Rusia no enviará buques de guerra al Golfo Pérsico en caso de una operación militar contra Irak, negando así las informaciones proporcionadas por algunos militares rusos que afirmaban que Moscú enviaría barcos a la región en caso de conflicto.

"No tenemos ningún plan de enviar barcos de la Marina o de cualquier otra unidad de las Fuerzas Armadas al Golfo Pérsico", afirmó, subrayando que "se trata de una declaración oficial".

"Las informaciones sobre un posible despliegue de buques de guerra rusos en el Golfo Pérsico están motivadas por la preparación de una probable operación militar de Estados Unidos y sus aliados contra Irak", explicó.

No obstante, anunció que el Gobierno prevé ofrecer "entrenamiento militar para todos los servicios de las Fuerzas Armadas, incluida la Marina". "Estos planes incluyen enviar barcos al Océano Índico, pero el Océano Índico y el Golfo Pérsico no es lo mismo", precisó, subrayando que "esto no tiene nada que ver con los planes o intenciones de llevar a cabo una acción militar". "No está relacionado para nada con Irak".