Santa Cruz de Tenerife

San Andrés: la misma historia de siempre


MERINO/MÉNDEZ, S/C de Tenerife
16/ene/03 22:02 PM
Edición impresa

La Policía Local de Santa Cruz se vio obligada a cerrar ayer la Avenida Marítima de San Andrés desde las primeras horas de la mañana hasta las cinco de la tarde, debido a que el intenso oleaje volvió a superar con creces el muro del paseo y llegó hasta las puertas de los locales ubicados en la zona.

No obstante, los vecinos que contemplaban un espectáculo ya repetido manifestaban, con cierta ironía, que esta situación "es normal" dando a entender que se evitaría este tipo de percances si se hubiera construido la escollera tantas veces reivindicada por los habitantes del barrio costero en los últimos años.

Las olas rebasaron la acera, la avenida principal y llegaron a las puertas de las viviendas, lo que ocasionó serios problemas para los viandantes y el transporte público, especialmente los conductores de las guaguas de Titsa, que pasaron momentos de apuro y tensión para atravesar la zona.

En este sentido, algunos de los vecinos del barrio que llegaban a sus casas después de cumplir la jornada laboral fuera de San Andrés reaccionaron con la naturalidad que da la costumbre y buscaron una alternativa para llegar a su vivienda sin darle mayor importancia al asunto porque eran conscientes de que se solucionaría todo el problema con la bajamar, tal y como ocurrió por la tarde.

Los barrancos

Asimismo, los barrancos de El Cercado y Las Huertas, que se canalizan a la altura del viejo castillo para desaguar en el mar, subieron de nivel hasta parecer un auténtico río. Ante el panorama, los vecinos, en sus declaraciones a EL DÍA, criticaban que, aunque es una situación que vuelve a reproducirse cada vez que hay marejada, no se ha llevado a cabo el acondicionamiento de la desembocadura del cauce. Pese a todo, operarios del Cabildo acometieron días pasados la limpieza del escombro en ambos sectores que van a confluir dentro de lo que es el casco de San Andrés.

Tanto el Ayuntamiento de Santa Cruz como el Cabildo tienen varios proyectos para el futuro de este sector de la capital en lo que se refiere a la mejora de estas deficiencias estructurales. Precisamente, la Corporación insular desea rehabilitar las infraestructuras hidráulicas que fueron dañadas por la riada del 31 de marzo, al tiempo que prevé realizar la canalización de las aguas pluviales por debajo de la avenida marítima.

También el ayuntamiento, junto al plan viario que ha presentado Dominique Perrault, contempla un sistema de evacuación de aguas tanto de lluvia como de rebose del mar, además de protegerel paseo de la avenida principal. Gracias a las indicaciones del Consejo Insular de Aguas, los técnicos municipales han diseñado unos grandes tubos destinados a evacuar el agua que se estanca en la entrada de los negocios. Acceso abierto al Teide Por otro lado, el Cabildo abrió a primera hora de la tarde de ayer el acceso al Parque Nacional del Teide por la carretera de La Orotava después que se hubiera retirado la nieve caída en los últimos días. En cambio continúa cerrada la vía que conduce a El Portillo desde La Esperanza debido a las numerosas placas de hielo. A lo largo de todo el día de ayer, los operarios continuaron con las labores de limpieza para dejar expedito el último tramo que va desde el cruce de la carretera de Arafo, en el kilómetro 24, con El Portillo, en el 43.