Santa Cruz de Tenerife

El túnel de Tres de Mayo se abrirá al tráfico después de Carnavales

Los técnicos estiman un tránsito diario de 30.000 vehículos por el nuevo subterráneo, que se reserva para los turismos, mientras que los camiones deberán subir por la calle 70 y por la nueva vía que se construya por el barranco de Santos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
17/ene/03 22:05 PM
Edición impresa

El túnel de la avenida Tres de Mayo se abrirá al tráfico después de Carnaval, según aseguró ayer el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, después de mantener una reunión con los técnicos de Obras Públicas en el consistorio.

Zerolo manifestó que el subterráneo estará reservado para los turismos, mientras que los camiones deberán subir por la calle 70 y por la nueva vía que se construya por el barranco de Santos.

Asimismo, Hoyos señaló que se estima un tránsito diario de 30.000 vehículos por el nuevo subterráneo.

Uno de los técnicos de Obras Públicas, Adolfo Hoyos, explicó que todavía no está terminada la base central del control del túnel, que se ubicará en la misma sede de la Policía Local, en la avenida Tres de Mayo, después de que el ayuntamiento desestimara la infraestructura que la consejería ha construido en una de las nuevas rotondas, próximas al túnel.

Cursos técnicos

Adolfo Hoyos precisó que hoy comienzan los cursos para los técnicos que se van a hacer cargo del funcionamiento del centro de control, en el que se detectarán todas las anomalías que se puedan producir en el túnel, así como la activación de las modernas medidas de seguridad recién instaladas en el subterráneo, que han sido una de las causas del retraso de la apertura de esta obra.

El ayuntamiento capitalino designará a los expertos que participarán en estas jornadas de estudio, que serán los encargados del control de lo que suceda en el túnel.

En la misma reunión, en la que se encontraba el concejal de Tráfico del ayuntamiento, Hilario Rodríguez, se estudió la reordenación del tráfico en todas las entradas y salidas de la capital.

En este sentido, los responsables municipales y los técnicos de Obras Públicas analizaron ayer el mejor trazado de la parte baja de la ciudad, a la altura de los Juzgados, donde se está construyendo una rotonda ovalada, con el fin de dirigir el tráfico en ese ámbito, que se prevé denso porque ahí se sitúa la entrada al intercambiador.