Nacional

Aznar aboga por la estabilidad y renueva su apuesta de centro

El presidente del Gobierno insistió ayer, en la clausura de la Convención Nacional del PP, en que durante las elecciones locales y autonómicas se decidirá sobre la atención a la salud o la rebaja de algunos impuestos. Instó a perseverar en la permanencia de las leyes y las instituciones.

EFE, Madrid
20/ene/03 22:13 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, instó ayer a perseverar en la "cultura de la estabilidad", defendió la vigencia de la Constitución y garantizó ante los próximos comicios municipales y autonómicos seguir apostando por un centro político que ofrece "realismo" frente a "ensoñaciones".

Aznar hizo estas consideraciones en su intervención de clausura de la Convención Nacional del PP, en la que se presentó el programa marco del partido para las elecciones municipales y autonómicas del próximo 25 de mayo.

El jefe del Ejecutivo subrayó que, ante esos comicios, el PP es una garantía de progreso e instó a reflexionar que en ellos, tras las competencias que se han ido trasladando a las Comunidades, se van a decidir cuestiones como la atención a la salud o la rebaja de determinados impuestos.

Aznar consideró que no hay nada más necesario para una democracia sólida que avanzar en la estabilidad y la permanencia de las leyes y las instituciones, por lo que instó a perseverar en la "cultura política de la estabilidad".

En ese contexto realizó una firme defensa de la Constitución y dijo que si ese texto ha permitido satisfacer muchas aspiraciones del país, por qué hay que replantearlo.

"La Constitución es la solución, no el problema", aseguró el presidente del Gobierno, quien insistió en que su estabilidad es la garantía de que perduren los éxitos de España.

En los veinticinco años de su vigencia que se van a cumplir, Aznar dio por alcanzada la madurez del estado autonómico prevista en él y dijo que ahora que hay que mantener la vertebración y la cohesión del Estado.

Esa tarea cree que sólo pueden llevarla a cabo partidos sólidos, ya que es difícil garantizar la cohesión de un país si no se puede garantizar la interna propia, una cuestión en la que dijo que hay "diferencias patentes" entre el PP y el PSOE.

Lamentó la negativa al diálogo del PSOE para avanzar en la descentralización.