Hora última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Unas 10.000 personas participan en la fiesta de San Sebastián, en Adeje

Tres personas fueron rescatadas en el mar después de que se cayera al agua un jinete que no sabía nadar. En su auxilio se lanzaron dos compañeros que se vieron desbordados por las olas.

EFE, Adeje
21/ene/03 22:15 PM
Edición impresa
Cerca de 10.000 personas se congregaron ayer en la zona de La Enramada, en el municipio sureño de Adeje, para participar en los actos de celebración de la festividad de San Sebastián, informó la corporación local. El concejal de Actividades Socioculturales del Ayuntamiento de Adeje, Gonzalo Delgado Díaz, destacó que cada año aumenta el número de participantes tanto entre los que residen en el municipio como de los turistas.

El consistorio indicó que este año se ha puesto un ventorrillo benéfico cuyos ingresos - que se espera asciendan a 6.000 euros - se destinarán a paliar la situación de los afectados por la marea negra producida por el petrolero "Prestige".

Como es tradición, explica el ayuntamiento, un gran número de animales, como caballos, vacas, bueyes, ovejas, perros y camellos, han sido llevados por sus propietarios hasta La Enramada para ser bendecidos por el párroco de la localidad. Una caída accidental En el transcurso de esta fiesta, efectivos de la policía local de Adeje rescataron ayer a tres personas que cayeron al mar en la zona de La Enramada durante los actos organizados por la festividad de San Sebastián.

Este suceso se produjo cuando un jinete, que no sabía nadar, cayó al agua cuando como es tradición llevaba al mar a unos animales para meterlos en el agua.

En este instante dos de sus compañeros acudieron a su rescate, pero quedaron también atrapados por las olas, por lo que se tuvieron que activar los servicios de emergencias del Ayuntamiento de Adeje.

El consistorio informa también de que una embarcación de Protección Civil acudió hasta el lugar del accidente y logró rescatar a dos de los jinetes, pues el tercero ya había conseguido acercarse hasta la orilla por su cuenta.