Sucesos

Asaltan a un policía, lo golpean y le arrebatan el arma reglamentaria

La pistola pudo ser recuperada la misma noche de los hechos y el funcionario policial, que prestaba servicio en Los Majuelos, se encuentra de baja debido a la paliza recibida por cinco delincuentes.

EL DÍA, S/C de Tenerife
21/ene/03 9:58 AM
Edición impresa

Cinco delincuentes que robaban un turismo en la avenida de Los Majuelos, en La Laguna, asaltaron y golpearon brutalmente y con saña a uno de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que trató de detenerlos, al tiempo que le arrebatan su arma reglamentaria con la que fue encañonado, aunque con posterioridad pudo ser recuperada, según confirmaron a EL DÍA fuentes judiciales y sindicales próximas al caso.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 02:30 horas de la madrugada del pasado sábado, cuando una patrulla de Policía que hacía su ronda en un vehículo "K" sorprendió a dos jóvenes que trataban de robar un coche. Cuando la dotación policial se aproximó se dan cuenta que son cinco los individuos, aunque tres de ellos se hallaban agazapados en una escaleras. Uno de los policías salíó en persecución de cuatro, mientras que la agente que lo acompaña lo hizo tras el quinto. El primero de los funcionarios policiales tras una carrera de unos diez minutos, y al llegar a una calle sin luz, se vio sorprendido por los cuatro delincuentes, que lo tiraron al suelo y comenzó a recibir un rosario de golpes e insultos. En el momento en que se protegió la cabeza, uno de los delincuentes le arrebató el arma de fuego, que montó y lo amenazó con matarlo, al tiempo que lo insultaba.

El agente, con buen critero, trató de calmar los ánimos, pero el delincuente que iba acompañado de su hermano, menor de edad y con antecedentes policiales, tras haber montado el arma, intentó disparar, aunque no pudo, ya que el agente tenía puesto el seguro.

Toda una eternidad

Diez minutos después, toda una eternidad para el agente que tuvo a escasos centímetros de su cabeza una pistola 9 milímetros parabellum apuntándolo, su compañera hace su aparición y los delincuentes parten a correr en distintas direcciones arrojando el arma en unos jardines próximos.

Tras personarse varias dotaciones en la zona, dos de los delincuentes fueron detenidos y conducidos a comisaría donde ayer lunes, la titular del juzgado número 2 de La Laguna, tras oír la declaración de ambos, la del agente implicado que se encuentra de baja a raíz de los golpes recibidos y después de leer las diligencias policiales los puso en libertad. Un tercer delincuente fue detenido ayer y siguió los mismos pasos que los otros dos, lo que ha causado gran indignación entre la plantilla policial, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos. Al cierre de esta edición aún faltaban por detener los otros dos, plenamente identificados por las declaraciones de sus cómplices.