Canarias

El Gobierno invita a otra compañía a solucionar la crisis eléctrica

El vicepresidente del Ejecutivo regional, Adán Martín, anunció ayer en el pleno del Parlamento que mantiene contactos con Red Eléctrica Española para que esta empresa se haga cargo del transporte de la energía en el Archipiélago, como ya hace en todo el territorio peninsular.

PEDRO ALEMANY, S/C de Tenerife
23/ene/03 16:31 PM
Edición impresa

El vicepresidente del Gobierno canario, Adán Martín, anunció ayer en el pleno del Parlamento regional que mantiene negociaciones con la empresa Red Eléctrica Española para que ésta se haga cargo en un futuro cercano del transporte de la energía eléctrica de alta tensión en el Archipiélago.

Según detalló luego a la prensa, esos contactos incluyen una invitación para que dicha empresa - participada mayoritariamente por el Estado y varias eléctricas españolas - estudie una alternativa a la abortada línea de alta tensión que el Gobierno quiso hacer pasar por los montes de Vilaflor.

Red Eléctrica Española ha adquirido recientemente la totalidad de las redes de alta tensión del país, con la excepción de las que transportan la energía eléctrica en los dos archipiélagos.

En Canarias, la compañía Endesa-Unelco controla tanto la generación, como el transporte y la distribución de energía eléctrica. Por lo tanto, para que se concreten los deseos del Gobierno regional, Red Eléctrica Española tendrá que hacerse antes con la propiedad de las líneas de alta tensión de las Islas.

Pese a todo, según ha podido saber EL DÍA, aún no se ha producido contacto alguno entre las dos compañías para negociar una posible venta de las líneas. En caso de producirse, la venta sólo afectaría a los tendidos de alta tensión - por encima de los 66 mil voltios - , pero no a los de media o baja tensión, con los que se distribuye la energía a los usuarios.

El Gobierno pretende que una sola compañía acapare el transporte de energía eléctrica el Archipiélago, dado que ello haría más fácil su planificación. En cambio, en lo que respecta a la generación y producción, Martín apuesta por que el sector pueda liberalizarse facilitando la entrada de otras compañías en el mercado.

En espera de un decreto

Con todo, el vicepresidente del Gobierno negó que la invitación a Red Eléctrica Española para que negocie con Unelco la compra de las líneas de alta tensión sea consecuencia directa de la polémica suscitada sobre el tendido de Vilaflor.

Según aseguró Martín, "el trabajo para que el sistema de transporte bascule sobre Red Eléctrica Española y para asegurar la competencia se viene haciendo desde hace tiempo, lo que ocurre es que la decisión depende de un decreto del Estado que regule los sistemas extrapeninsulares. Cuando salga, podremos nombrar un operador para la red. De momento, sólo hemos establecido negociaciones para que pueda ser esa compañía", aclaró.