La Palma

Presentado un proyecto para conseguir la mortalidad cero en las vías insulares

Para alcanzar este objetivo se pretende concienciar a los ciudadanos de la Isla Bonita de que el problema de los accidentes de tráfico es de todos. Además, se llevarán a cabo campañas y encuestas que permitan recabar información sobre las necesidades del usuario.

EL DÍA, S/C de La Palma
25/ene/03 22:29 PM
Edición impresa

"Conseguir que la Isla sea el primer territorio europeo con mortalidad cero en sus carreteras". Éste el principal objetivo que se persigue con el proyecto que el Cabildo insular, en colaboración con la Asociación Española de Carreteras, va a poner en marcha de inmediato y que ayer fue presentado en la institución insular a directores de centros educativos, empresas aseguradoras, profesores de autoescuelas, voluntariado, Guardia Civil de Tráfico y colectivo de la tercera edad, entre otros, ya que, según explicó Jacobo Díaz Pineda, director técnico de la asociación, sólo concienciando a los ciudadanos de que el problema de los accidentes de tráfico es un asunto de todos podemos conseguir este "objetivo utópico" de la mortalidad cero, aunque, aclaró, en esta Isla se dan una serie de circunstancias adecuadas para que pueda ser una realidad.

Según indicó, "de lo que se trata es de plantear un plan estratégico de seguridad vial a largo plazo, pero basado en las necesidades del usuario".

Centros educativos

Para que este proyecto tenga éxito se considera fundamental la implicación de los centros educativos para formar en la seguridad vial a los más pequeños, para lo cual se llevarán a cabo campañas informativas y se realizarán también encuestas. Se pretende que el niño sea el hilo conductor para llegar al padre.

Varios factores permiten en La Palma pensar que se puede conseguir que se reduzcan de manera considerable los problemas y muertes que provocan los accidentes de tráfico.

Por un lado está el hecho de que una única administración (Cabildo) tenga competencias en la práctica totalidad del viario, excluyendo a los ayuntamientos; que un amplio porcentaje de usuarios dispongan de vehículos de tipo medio bajo, y, fundamentalmente, el compromiso real de la Administración competente de poner los medios a disposición del proyecto para permitir la obtención de información y comprometer su política de gestión en el terreno de la seguridad.