Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Luka Modric gana el premio 'The Best' leer

TARDAN las ambulancias

Los traslados en ambulancia de los pacientes que son dados de alta cada día en los hospitales tinerfeños se realizan, con frecuencia, con varias horas de retraso, un problema denunciado por los usuarios que corrobora el coordinador del Servicio de Urgencias de La Candelaria.

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/ene/03 22:30 PM
Edición impresa

Usuarios y coordinadores de Servicios de Urgencias hospitalarios han denunciado a EL DÍA las interminables esperas, superiores a cinco o seis horas, que deben soportar muchos usuarios del Servicio Canario de Salud (SCS) para ser trasladados en ambulancias convencionales a sus domicilios tras recibir el alta médica.

Las demoras, de las que se ha hecho eco este medio en otras ocasiones, empañan la calidad de esta prestación, al producirse con frecuencia y afectar incluso a enfermos crónicos que han permanecido hasta seis horas y media en los pasillos de un hospital mientras llega una ambulancia que les lleve de regreso a casa.

Éste es el caso de Nieves R.M., de 72 años, que el 14 de enero fue dada del alta poco antes de las dos de la tarde en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, donde fue atendida de un problema intestinal. La mujer, parapléjica, diabética y con una úlcera sacra, ingresó en Urgencias a las seis de esa mañana con un fuerte dolor abdominal por el que había acudido, un par de horas antes, a un centro de salud en busca de asistencia.

Tras recibir el alta médica, Nieves R.M. esperó en compañía de su hija, Nieves A.R., hasta las ocho y media de la noche para regresar a su casa. La petición de una ambulancia convencional de la empresa CAC, adjudicataria del transporte sanitario terrestre en la provincia, se emitió por fax a la Mesa del Transporte a las 14:01 horas, según la copia que obra en poder de la hija de la afectada, quien denunció a EL DÍA su caso.

"Me niego a que traten a mi madre como si fuera un código de barras - protestó - , porque no hay derecho a que hagan esto con los abuelos", y reclamó "más recursos, más ambulancias, porque está bien que ahorren, pero no tanto".

Fuentes cercanas a la empresa CAC informaron de que efectivamente la recogida de los usuarios sanitarios no programados, los que son dados de alta de los hospitales cada día y a los que el médico prescribe la utilización del transporte sanitario, "se realiza a las cuatro, cinco o seis horas" porque con los vehículos disponibles "no se da abasto". Estas mismas fuentes criticaron que la empresa no les abone los pluses de nocturnidad y localización, incluidos en el convenio nacional cuya reivindicación fue el origen de la huelga del sector de 2000 - 2001, la más larga en la historia de Canarias.

Soportar insultos

Según estas fuentes, "los conductores llegan a recibir insultos a pesar de que no tienen la culpa, pero se aguantan porque comprenden que los usuarios están desesperados".

El coordinador del Servicio de Urgencias de La Candelaria, Antonio Martín, corroboró los retrasos denunciados en la recogida de los pacientes no programados, lo que provoca, aseguró, "un problema añadido al hospital, porque hay que dar salida a unos enfermos para recibir otros". Indicó que las esperas "no son un problema nuevo sino que se suceden desde hace tiempo", a lo que dijo "superan las tres o cuatro horas".

El coordinador de las Urgencias del HUC, José Casañas, declaró que después de destinarse al hospital una ambulancia con carácter fijo "ha mejorado la situación", aunque admitió que no cubre todos los servicios que se necesitan.

Este periódico se puso en contacto con el gerente de la empresa CAC, Alberto Santana, quien se remitió a la Mesa del Transporte para cualquier aclaración.