Actualidad

24 horas de vigilia ANTICHAVISTA

La oposición venezolana inauguró ayer una nueva modalidad de protesta al concentrarse un día completo ininterrumpidamente contra la suspensión del referéndum consultivo.

COLPISA, Caracas
26/ene/03 14:10 PM
Edición impresa

La oposición venezolana inauguró ayer una nueva modalidad de protesta al concentrarse ininterrumpidamente durante 24 horas, noche incluida.

A las 11 de la mañana de ayer, una multitud, cerca de dos millones según los organizadores, comenzó la maratónica jornada contra la suspensión del referéndum consultivo del próximo 2 de febrero.

Los adversarios del presidente venezolano Hugo Chávez ocuparon las mismas arterias que el oficialismo llenó la víspera para celebrar el fallo judicial.

Precisamente, reducir la retórica y la polarización entre ambas partes fue el primer consejo del Grupo de Países Amigos que se reunió el viernes en Washington y que volverán a encontrarse en Caracas los días 30 y 31 para ayudar al Secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, a resolver "con urgencia" la crisis que hoy cumple 56 días.

Sin embargo, la convocatoria a "¡24 horas de protesta contra el robo del referéndum!" radicaliza las acciones de la Coordinadora Democrática, la alianza de partidos políticos y organizaciones que quieren sacar a Chávez del poder.

"Llévense su silla, su refresco, su sándwich, su gorra, su pito, su morral, su televisor portátil si lo tienen", sugería el dirigente del COPEI, Enrique Naime, que vaticinaba una asistencia de dos millones de personas.

Cuatro plataformas

El político, encargado de la logística de las manifestaciones antichavistas, explicó que habrá cuatro plataformas desde las que "las organizaciones políticas y de la sociedad civil deberán realizar actividades diferentes". Naime afirmó que no habían pagado nada por toda la infraestructura, que incluye torres de iluminación, equipos de sonido y baños portátiles para "la concentración más larga en tiempo de Venezuela y América Latina".

La oposición todavía confía en celebrar la consulta sobre la permanencia de Chávez en el poder. Para ello ha presentado varios recursos ante el Tribunal Supremo de Justicia al tiempo que mantiene la presión en la calle. El paro político ha semiparalizado Venezuela.

Escasea la gasolina, el gas, ciudad o en bombona, así como los alimentos. Las escuelas privadas siguen cerradas, muchos bancos trabajan cuatro horas, y el Gobierno ha recuperado la producción de petróleo, pero no llega al millón de barriles, cifra muy lejana a los 3 millones extraídos antes del paro.