Sucesos

Malestar en la Guardia Civil de Tráfico con la actuación de la Sala del 112

Según las fuentes de la Benemérita, en numerosas ocasiones los guardias no son avisados en casos de accidentes y en otras reciben la comunicación hasta veinte minutos más tarde, con el consiguiente malestar de los implicados por un lado y del Instituto Armado por otro.

EL DÍA, ANTONIO HERRERO
26/ene/03 9:59 AM
Edición impresa

En la Guardia Civil, y en particular en la especialidad de Tráfico, se siente molesta con ciertas actuaciones de la Sala del 112, teléfono para emergencias del Gobierno de Canarias, ya que según señalaron a EL DÍA fuentes de la Benemérita en numerosas ocasiones los guardias no son avisados en casos de accidentes y en otras reciben la comunicación hasta veinte minutos más tarde con el consiguiente malestar de los implicados por un lado y de la Benemérita por otro.

Al parecer, según han informado a este diario, el servicio de emergencias 112 cuando recibe una alerta, en particular accidentes de tráfico pasa aviso a las policías locales del municipio donde se produce, independientemente de si es en una población o en vía interurbana, donde se suelen producir los más graves y que por ley les corresponde a la Guardia Civil. Los agentes de esta última en alguna ocasión han tardado más de veinte minutos en tener conocimiento de los hechos, con el consiguiente perjuicio para los implicados y los investigadores, que se encuentran que a su llegada ha transcurrido tanto tiempo que han desaparecido los elementos probatorios que necesitan. La situación ha llegado a tal punto que mandos de la Guardia Civil han mantenido varias entrevistas con encargados del servicio del 112, sin que hasta la fecha se haya resuelto el problema.

Puestos en contacto con el comandante - jefe de la X Zona de Canarias de la Guardia Civil de Tráfico, Ricardo Arranz Vicario, señaló a EL DÍA que "el problema existe y tenemos constancia, lo que ya no puedo es confirmarle si se trata de hechos aislados o es algo que se viene reiterando. Lo que sucede es que la Zona de la Guardia Civil de Canarias está buscando una solución a este problema".

Puestos en contacto con la Oficina Periférica de Comunicaciones del Instituto Armado, manifestaron que "la delimitación está clara y desde luego aquí estamos para aunar esfuerzos, nunca para dividir. Lo que sucede es que la distribución competencial está clara y la Guardia Civil la tiene establecida en la Ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".

EL DÍA se puso en contacto con José Julián Istúriz, director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, que señaló al respecto: "Hay un convenio con el Ministerio del Interior que data de 1998 y donde se establecen unos protocolos de funcionamiento. Es cierto que se ha pedido la rectificación de ese protocolo, pero, hasta que no haya una nueva modificación y se vea la nueva redistribución, la sala del 112 avisa en función de dos normas. Primero, el ámbito competencial y segundo, la distancia".

Isturiz agregó que, "normalmente si la Guardia Civil tiene sus recursos ocupados, se envía a quien llega más rápido. Además, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional tienen representantes en la sala (sólo en turno de mañana)". "Lo que sí puedo manifestar rotundamente es que no hay ningún sentido político para que se potencie un cuerpo policial u otro", sentenció el director general de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias.

Sin embargo, las fuentes oficiosas del Instituto Armado consultadas por este diario discrepan y ven en estas situaciones - la última vivida el pasado jueves con la Policía Local de Arona - una manera de ir "vendiendo" a la opinión pública la imagen de una Policía Local eficiente con vistas a su reconversión en un cuerpo de seguridad autonómico.