Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer
VALORES EN EL ÁREA URBANA INDUSTRIAL DE SANTA CRUZ

El ITER vigila la contaminación en la atmósfera de la Isla

La investigación se dirige a calcular el grado de concentración de compuestos volátiles que, junto a los óxidos de nitrógeno y agentes fotoquímicos, participan en la formación del "ozono malo".

SERGIO LOJENDIO, S/C de Tenerife
26/ene/03 12:12 PM
Edición impresa

La División de Medio Ambiente del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), organismo dependiente del Cabildo de Tenerife, está desarrollando un proyecto de investigación centrado en medir los niveles de concentración de compuestos orgánicos volátiles en el aire ambiente de Tenerife.

Estos compuestos participan, junto con los óxidos de nitrógeno, en la formación del ozono troposférico, el llamado "ozono malo", y otros oxidantes fotoquímicos.

Los principales agentes contaminantes son el óxido de azufre y las partículas en suspensión y, en menor proporción, los óxidos de nitrógeno, el monóxido de carbono, el plomo, el ozono, así como los hidrocarburos.

En opinión de Nemesio Pérez, director de la División de Medio Ambiente del ITER, "existen dos grandes grupos de hidrocarburos involucrados en la contaminación atmosférica: de un lado, los compuestos orgánicos volátiles y, de otro, los hidrocarburos policíclicos aromáticos".

Los primeros se emiten a partir de una gran variedad de fuentes y, entre ellas, podrían destacarse los procesos de combustión, producción, tratamiento, almacenamiento y distribución de los combustibles fósiles; la aplicación de disolventes orgánicos volátiles o los procesos de producción industrial y biológicos".

Valor límite horario

Según la directiva 2000/69/CE del Consejo y del Parlamento Europeo, que tiene fecha de 16 de noviembre de 2000, el valor límite horario en cuanto a presencia de benceno en el aire ambiente que es preciso para proteger la salud humana se establece en 5 microgramos por metro cúbico.

Cuando este valor límite sea difícil de alcanzar, a causa de las características de dispersión propias del lugar analizado o de sus condiciones climáticas, como producto de una baja velocidad del viento o de condiciones propicias para la evaporación, y en caso de que la aplicación de las medidas pueda causar graves problemas socioeconómicos, un Estado miembro podrá solicitar a la Comisión una prórroga sujeta a un plazo.

En este supuesto, el valor límite para el benceno que se autorizará durante dicha prórroga no podrá ser nunca superior a 10 microgramos por metro cúbico.

Nemesio Pérez explica que "el benceno, un hidrocarburo aromático, está presente en las atmósferas urbanas de las grandes ciudades europeas, procedente de las emisiones que se generan en la distribución y venta de las gasolinas, así como en la evaporación de los depósitos. Por ejemplo, cuando el tanque del automóvil está vacío y lo rellenamos se emite el equivalente en vapor de agua".

El tolueno es otro de los compuestos orgánicos volátiles investigados en este estudio preliminar. Según Nemesio Pérez, "en la atmósfera de las ciudades, el tolueno procede fundamentalmente de las emisiones generadas por el funcionamiento de los motores de gasolina y diesel. También puede ser emitido a la atmósfera como consecuencia de la manipulación de productos como pinturas, disolventes, etc. Una vez en la atmósfera, este compuesto presenta una reactividad bastante elevada y participa en diferentes mecanismos fotoquímicos que tienen una influencia notable en los procesos de formación del ozono".

La mayor contribución de la acción humana a los índices de la contaminación atmosférica en Tenerife se deriva de la combustión de elementos fósiles, bien sea para la automoción; en los procesos industriales de producción de energía; en el fraccionamie
VALORES EN EL ÁREA URBANA INDUSTRIAL DE SANTA CRUZ