Carnaval
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los alcaldes se adhieren a la petición de una terminal nueva para el Tenerife Sur leer

El gran mecano del escenario

La misma empresa que construyó y monta ahora el decorado de la plaza de España trabaja también en la escenografía de la gala de los premios Goya, que se celebrará en Madrid. El enclave del Lejano Oriente estará concluido el viernes, 10 días antes de que comiencen los actos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
27/ene/03 22:33 PM
Edición impresa
La empresa Conefe S.L. concluirá el próximo viernes el escenario de Carnaval, a falta de retoques, diez días antes de que comiencen los concursos. Conefe S.L., especializada en decorados cinematográficos, trabaja también en la decoración para los premios Goya, que se entregarán el mes próximo. Por ello, su director - gerente, Carlos Ferrer, afirma que "vamos a hacer los dos espectáculos más importantes que hay en febrero".
Treinta y cinco profesionales se dedicaron desde el 10 de octubre pasado hasta el 12 de diciembre en la construcción del decorado de David y Paco, presupuestado en 324.546,54 euros. Desde 7 de enero, la mitad de los operarios han trabajado en su montaje sin descanso. De hecho, este fin de semana fue el primero que descansaron y que lo utilizaron para conocer la Isla.
Ya en Tenerife, han contado con la colaboración de personal de las empresas Arguijón Yach, de Granadilla, y Servadez, de Santa Cruz, además de trabajadores del ayuntamiento y el recinto ferial.

Para armar este puzzle que se levanta sobre una planta de 1.200 metros cuadrados y que tiene su cota máxima en los 21 metros, se han invertidos 18.670 horas de trabajo.

Junto a la dedicación del personal, se han empleado 23,5 kilómetros de listón de pino, 3.270 metros cuadrados de tablero, 237 metros cúbicos de poliestireno, 12.000 bridas, una tonelada de pintura, 19 kilómetros de tubo estructural, 3.000 metros cuadrados de rafia y... ¡28 mil clavos y tornillos! El decorado, con una boca de 7 siete metros de alto por otros siete de ancho por la que entrarán las aspirantes, tiene cinco alturas: base, laterales de la muralla, parte central y parte alta del templo central, además de la Casa de Té.
Respecto a la visión que se tiene de la fiesta en Madrid, Carlos Ferrer asegura que "allí se piensa que tiene que ser algo grandioso. En Madrid, el que no ha venido, tiene la idea de lo que ve en televisión y, realmente, la gala - si no se está aquí - , verla por televisión es un poco aburrida. La gente se imagina más el jolgorio que se monta en la calle después del espectáculo de la elección.