Canarias

El Parlamento abre nuevas vías para la participación ciudadana directa

Los ciudadanos podrán cursar, a título individual o colectivo, peticiones a la Cámara autonómica. También se les permitirá formular preguntas para su respuesta oral en pleno.

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
29/ene/03 16:32 PM
Edición impresa

El Reglamento del Parlamento de Canarias se someterá en breve a una profunda reforma de su articulado. La Ponencia ya ha culminado su trabajo, que dispone del beneplácito de todos los grupos parlamentarios. Las conclusiones se presentarán como una proposición de ley conjunta, para su aprobación en el pleno antes de finalizar la legislatura.

La posibilidad de recibir peticiones de ciudadanos, a título individual o colectivo, para su posterior estudio y tramitación en la Comisión del Estatuto del Diputado, que añadirá a su nombre el de "y de Peticiones", es una de las novedades más destacadas.

Esta regulación capacita a las personas externas a la Cámara regional para presentar propociones de ley, reclamaciones o solicitudes de estudio. Podrán introducirse en el Parlamento como una "petición", incluso, las iniciativas legislativas populares que no cumplan algunos de sus requisitos legales, como el número de firmas necesario.

El artículo 46.bis no es el único que amplía la capacidad de los ciudadanos para poder participar en la actividad parlamentaria. Se incluye, también, el 166.bis, donde se indica que cualquier persona podrá realizar preguntas para su respuesta oral por parte del Gobierno o alguno de sus miembros en comisión o pleno.

La iniciativa del control sobre la actividad del Ejecutivo Autónomo se amplía, con esta medida, fuera de la Cámara, aunque en su trámite interno deberá ser asumida la pregunta por algún diputado de los distintos grupos parlamentarios, que será el que la formule.

Además, en cada sesión plenaria sólo se podrán introducir dos preguntas por iniciativa ciudadana.

En la red

Otra modificación orientada a reforzar la participación del pueblo en la actividad del Parlamento es la apertura al público de las sesiones de las comisiones, a las que, hasta el momento, sólo podían asistir los representantes de los medios de comunicación debidamente acreditados.

Con este fin se prevé facilitar el acceso a esas sesiones y, también, a las plenarias a través de internet, como sucede ya en otros parlamentos autonómicos.

Los diputados también se ven afectados por la reforma del Reglamento del Parlamento. La Mesa podrá adoptar, además de la suspensión del régimen de la dedicación exclusiva, otras medidas contra los diputados que no cumplan sus obligaciones de forma continuada o injustificada.

Entre las medidas, que se dejan a criterio de los miembros de la Mesa, podrían estar la privación temporal de sueldo.

Subida salarial

Los portavoces de grupos y presidentes de comisiones recibirán una mayor retribución económica, que decidirá la Mesa, cuyos miembros estarán, también, obligados al régimen de la dedicación exclusiva.

El Reglamento no recoge ninguna novedad sobre la disolución de los grupos parlamentarios, aunque el actual presidente de la Cámara regional, José Miguel Bravo de Laguna, afirmase, recientemente, la conveniencia de establecer alguna previsión a raíz de la ilegalización de HB.

Sí se establece un apartado, sin embargo, con el fin de asignar "medios adecuados" para el desarrollo de la actividad del diputado no adscrito, pues hasta esta legislatura no se había dado el caso de su existencia.