Internacional
LO ÚLTIMO:
El hombre que echó ácido a su exnovia viajó de Italia a Tenerife solo para agredirla leer

18 muertos al explotar una bomba al paso de una guagua en Afganistán

Nadie se ha atribuido hasta ahora la autoría del atentado, pero la Policía responsabiliza del mismo a los talibanes o a Al Qaed. El artefacto hizo explosión a 15 kilómetros al sur de Kandahar.

EFE, Kabul
1/feb/03 22:51 PM
Edición impresa

Al menos 18 personas murieron ayer al sur de Afganistán al hacer explosión una bomba al paso de un autobús, en un atentado que la policía atribuyó a los talibanes o a Al Qaeda y que se suma al recrudecimiento de la violencia registrado en el país esta semana.

El artefacto hizo explosión hacia las siete de la mañana al paso del autobús por un puente, a unos 15 kilómetros al sur de Kandahar, la antigua ciudad bastión de los talibanes.

La explosión, que abrió un cráter de un metro de profundidad, destruyó el puente y causó la muerte de al menos 16 viajeros, según la Policía, aunque algunos testigos aseguraron que habían muerto 18 ocupantes del vehículo.

Nadie se ha atribuido hasta ahora la autoría del atentado, pero la Policía responsabiliza del mismo a los talibanes o a militantes de Al Qaeda, y no descarta la implicación de Gulbuddin Hekmatyar, líder radical islámico y antiguo primer ministro en el régimen de los "muyahidín", derrocado por los primeros en 1996.

Hekmatyar, que no reconoce al Gobierno del presidente Hamid Karzai, pidió a la población que se resista a la presencia de tropas extranjeras, y tanto las autoridades de Kabul como militares de EE UU creen que está tramando atentados contra sus intereses dentro de Afganistán con la ayuda de los talibanes y de Al Qaeda.

La Policía sospecha que el blanco del ataque eran militares afganos leales al gobierno local de Kandahar que patrullan regularmente la carretera donde se produjo el atentado, a poca distancia de un cuartel.

El atentado coincide con un recrudecimiento de la violencia en Afganistán desde el pasado lunes, cuando 18 rebeldes murieron en enfrentamientos con fuerzas especiales estadounidenses y de la coalición antiterrorista en el sureste del país. Según un portavoz militar estadounidense, los implicados eran leales a Gulbuddin Hekmatyar.