Vivir
ALBERTO TALAVERA DÉNIZDIRECTOR DEL SERVICIO CANARIO DE SALUD

"En los tres próximos meses el SCS realizará 11.673 intervenciones"

El plan de choque contra las listas de espera, el "producto estrella" del departamento que dirige Alberto Talavera, impondrá en adelante un ritmo frenético a los quirófanos del Archipiélago, para lo que necesitará el "compromiso" de los servicios hospitalarios.

GLADYS PAGÉS, S/C de Tenerife
1/feb/03 22:53 PM
Edición impresa

Inmerso en una tregua laboral y en un proceso de consolidación del empleo interino, el Servicio Canario de Salud (SCS) se ha volcado de lleno en un plan de choque contra las listas de espera quirúrgicas que, en los próximos tres meses, experimentará un impulso significativo, al prever la realización de un total de 11.673 intervenciones.

Se trata del "producto estrella" de uno de los departamentos más dinámicos y complejos del Gobierno de Canarias para culminar una legislatura que comenzó con el pie izquierdo, por la polémica que desató el desequilibrio en las inversiones en detrimento de Tenerife. A este incómodo asunto se sumaría luego una larguísima huelga de médicos y, para colmo de males, los ceses de sus dos primeros responsables.

En esta entrevista, Alberto Talavera Déniz, desvela a EL DÍA que los objetivos de la Consejería de Sanidad van más allá de los puntos de sutura, al preparar una orden que fijará en seis meses la espera máxima por una operación.

- Acaba un mandato en el que se han planteado importantes proyectos y problemas sanitarios. ¿Cuál es su balance como director del SCS?

- Desde 1994, cuando Canarias asumió las competencias sanitarias, el SCS ha estado en fase de expansión y lo ha estado, básicamente, por el aumento de la población, lo que nos pone en una crisis de crecimiento. En los últimos tres años, la población de derecho ha crecido en unas 170.000 personas y la de hecho, incluso más. Esto ha puesto a prueba el dispositivo sanitario y creado problemas de financiación que se han solucionado.

- ¿En qué porcentajes ha crecido la demanda de la asistencia sanitaria?

- La demanda de asistencia ha aumentado entre un 40 y un 60 por ciento en Canarias desde 1994, en las distintas áreas, hasta el punto que cada día se realizan unos 50.000 actos médicos, que son muchísimos. No obstante, el aumento de la población ha sido inferior a ese 40 - 60 por ciento, lo que ha pasado es que ha habido un trasvase de la demanda de asistencia del sector privado al público y han crecido las expectativas sobre la sanidad pública.

- ¿Cree que el SCS ha respondido satisfactoriamente a esos crecimientos?

- Pues sí. En superficie sanitaria se han estado invirtiendo del orden de 15 mil millones de las antiguas pesetas por año. Nunca se ha disminuido ese ritmo de inversión, lo que ha permitido quintuplicar la planta hospitalaria, mientras la extrahospitalaria ha sufrido un proceso de renovación y de creación de nuevos centros de salud, que ha permitido ampliar la red en un 25 por ciento.

14 de julio, fecha límite

- Pero, ¿el SCS ha crecido en la misma proporción en recursos humanos?

- El personal se ha incrementado un 43 por ciento en el ámbito de la Atención Primaria, y un 49 por ciento, en el de la Especializada, cuando la población no ha crecido desde luego así. Intentamos mantener unos ratios óptimos y que el tiempo de atención a los usuarios sea aceptable, desde un punto de vista asistencial. De ahí que se haya incrementado en un 50 por ciento el tiempo medio de asistencia a los ciudadanos en la Atención Primaria, aunque no hemos llegados a los 10 minutos por paciente, que tampoco eran necesarios.

- ¿Y qué dice del número de consultas que soportan los centros de salud, superiores a 30 ó 40 por médico?

- Los recursos se destinan en función del número de tarjetas sanitarias, lo que sucede es que la asistencia a las consultas es mayor en unas zonas que en otras. Intentamos poner médicos de incidencia y de refuerzo para abordar el aumento de la frecuentación en estos lugares, así como separar las urgencias de la actividad programada.

- En Especializada, el problema que más preocupa es el de las listas de espera. ¿Qué resultados arroja el plan de choque?

- Es un asunto espinoso que llegó a tener una importancia grande al finalizar el año 2001 producto de un prolongado conflicto en el ámbito de Especializada. En aquel año, las cifras adquirieron gran importancia, hasta el punto que se han necesitado recursos extraordinarios para corregir ese atasco. Este tema lo hemos abordado, creo que con un éxito grande.

- ¿En qué sentido?

- El SCS está consiguiendo reducir las esperas de más de seis meses y ha realizado el 45 ó 46 por ciento de los procesos pendientes a 31 de diciembre de 2002. En los próximos tres meses, en virtud del compromiso adquirido con los ciudadanos, de que a 14 de julio no habría esperas de más de seis meses, vamos a concentrarnos en once patologías de seis especialidades distintas. Se trata de varices, en cirugía vascular; cataratas, en oftalmología; artroscopias, prótesis de cadera, hallus valgus o juanetes y síndrome del túnel carpiano, en cirugía ortopédica y traumatológica; hernias inguinales, colelitiasis y sinus pilonidal, en cirugía general; adeno - amigdalectomías, en otorrino, e hiperplasia prostática, en urología. Se realizarán 11.673 intervenciones, que tendrán un coste de unos nueve millones de euros.

- Al final, ¿las esperas quedarán en qué plazos?

- Se supone que en estos tres meses se intervendrá a todas las personas, con estos procesos, que entraron en las listas hasta el 31 de diciembre de 2002. Se financiarán con dinero público y se llevará a cabo en hospitales del SCS o en clínicas concertadas. Al final, es intención de la Consejería de Sanidad dictar una orden que limite las esperas para estos casos a seis meses, con lo cual será un derecho exigir su cumplimiento. A esta lista se añadirán otras patologías y nuevas órdenes.

Orden para todas

- ¿Los hospitales están en condiciones de cumplir estas esperas máximas?

- Esperemos que sí. Claro que sí. Los servicios se tienen que comprometer a operar dentro del sistema público las patologías que se vayan incluyendo a esta lista, hasta que se dicte una orden sobre el conjunto que limite las esperas a seis meses.

- Y, ¿es posible cumplir estos objetivos con el déficit de anestesistas que hay?

- Sí, porque muchos de estos procesos se realizarán en el ámbito ambulatorio, con anestesias de menor dedicación. Aún así, existe este problema y lo hemos traslado al Ministerio de Sanidad a fin de que cubra todas las plazas acreditadas.

ALBERTO TALAVERA DÉNIZDIRECTOR DEL SERVICIO CANARIO DE SALUD