Venezuela

La oposición pide el reinicio parcial de las actividades a partir de mañana

El líder sindical y portavoz de la alianza opositora Coordinadora Democrática, Manuel Cova, dijo que constituye una "nueva modalidad del paro cívico nacional", y se negó a anunciar oficialmente el fin de la huelga general que alcanza los dos meses.

EFE, Caracas
2/feb/03 22:56 PM
Edición impresa

El líder sindical y portavoz de la alianza opositora Coordinadora Democrática, Manuel Cova, llamó ayer a los sectores que siguen la huelga general contra el Gobierno de Hugo Chávez a reanudar sus actividades desde mañana en "horario restringido".

Cova dijo que la reanudación parcial de actividades constituye una "nueva modalidad del paro cívico nacional", y se negó a anunciar oficialmente el fin de la huelga general opositora, que comenzó el pasado 2 de diciembre.

Según el líder sindical, el reinicio parcial de actividades no significa que la oposición "abandone" la protesta callejera para presionar a la salida del presidente Hugo Chávez del poder.

La normalidad laboral y comercial ha vuelto paulatinamente a Venezuela tras 62 días de huelga general, que la oposición había anunciado que levantaría cuando Chávez renunciase a la presidencia, o aceptara elecciones anticipadas, una posibilidad no prevista en la Constitución venezolana.

Manuel Cova dijo que el reinicio parcial de las actividades en el país es "una señal clara que envía la oposición a la comunidad internacional" sobre su deseo de que prospere la negociación que llevan a cabo con el Gobierno en busca de una salida electoral.

Los vicecancilleres del Grupo de Países Amigos de Venezuela (Brasil, Chile, Estados Unidos, México, España y Portugal) participaron el viernes en Caracas en la reunión de la "mesa de negociación y acuerdos", y exhortaron a la Coordinadora a desactivar el paro general, según portavoces de la alianza opositora.

El Grupo de Amigos apoya la labor "facilitadora" que cumple el secretario general de la Organizaicón de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, en la "mesa de negociación y acuerdos", donde Gobierno y oposición intentan pactar una salida electoral a la grave crisis que vive el país desde el pasado 8 de noviembre.

La mediación de Gaviria es apoyada además por el Centro Carter (CC) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Adecuado a cada sector

Alejandro Armas, otro representante opositor en la mesa, sugirió el viernes que el paro fuera adecuado a las "necesidades de cada sector a partir del próximo lunes".

Cova reiteró que la participación en la huelga general promovida por la Coordinadora fue "una decisión que asumió cada ciudadano en la medida que creyó era su deber para con el país".

"Las pérdidas que en este momento se están produciendo no son sino (consecuencia de) la decisión de cada uno de los venezolanos", dijo el líder sindical.

Añadió que "antes del paro quebraron más de 5.000 empresas, se perdieron más de 900.000 puestos de trabajo, se redujo de manera importante el salario real y creció la devaluación y la inflación" en Venezuela.

La huelga general opositora impacta a los sectores productivos y, especialmente, a la vital industria petrolera, generadora del 50 por ciento de los recursos del presupuesto nacional y del 80 por ciento de las divisas que ingresan al país.

El paro petrolero, que comenzó días después que la huelga general, ha producido pérdidas de "4.000 millones de dólares" al fisco nacional, según datos oficiales.

El ministerio del Trabajo informó la semana pasada de que ha recibido "27.000 denuncias" de despidos injustificados, y anunció que aplicará la ley para "evitar que a los trabajadores se les pase la factura del paro irresponsable".