Carnaval

Resurgen las murgas en LA PALMA

Entre 1990 y 1996, hasta 12 grupos críticos llegaron a protagonizar un concurso que fue decayendo hasta desaparecer. En esta edición tres colectivos reflotarán un festival sin carácter competitivo.

EL DÍA, Los Llanos
3/feb/03 22:57 PM
Edición impresa
Uno de los números más destacados en la primera mitad de los años noventa en Los Llanos de Aridane resurge este año de sus cenizas ante, después de la falta de un mínimo de colectivos para, al menos, celebrar un festival sin carácter competitivo, que sí tendrá lugar en esta edición.

Las murgas de Los Llanos gozaron entre 1990 y 1995 de una aceptación similar a la que en la actualidad despiertan sus homólogas en Tenerife. En aquella época, incluso contaron con un concurso con el que conseguían abarrotar de público el Pabellón Camilo León, siendo uno de los actos más populares del Carnaval.

Hasta doce murgas adultas llegaron a concursar en un mismo año, procedentes de diferentes municipios de la Isla, con nombres Los Ni Sí Ni No, Las Guangingas y Las Que No Mojan Pero Empapan, de Tazacorte, Los Rabiles, de Puerto de Naos, Los Inolvidables y Las Patilongas, de Argual, Los Bejeques, de Todoque, y Los Cacharros, Los Florindos y Los Pitosos, de Santa Cruz de La Palma, así como otra más antiguas, ya desaparecidas por aquellas tiempos, como Los Triana y Los Retama, del municipio llanense.

Los motivos por los que desaparecieron las murgas, a pesar de ser el número más reconocido del Carnaval, pueden encontrarse en varios aspectos que unidos entre sí propiciaron en progresivo declive de los grupos. Entre ellos, las complicaciones para organizar un colectivo tan numeroso, la escasez de ayudas institucionales y, en algunos casos, el desacuerdo de ciertos grupos con las valoraciones que emitían los jurados designados por el ayuntamiento para el concurso.

Ficha técnica

Así, en 1999, tan solo una murga femenina de reciente creación, Las Conejos Inolvidables, de Argual, mantenía vivo el espíritu murgero que durante muchos años reinó en el Carnaval llanense. Con la dirección de Ana Hernández, inició su andadura con sólo 29 componentes, en su mayoría de las antiguas Patilongas. Actualmente cuenta con 37, algunas de ellas con 70 años de edad.

Junto a Los Conejos Inolvidables, en esta edición otras dos murgas han decidido retomar su participación. Los Ni Sí - Ni No, del Puerto de Tazacorte, fundada en 1985, vuelven después de seis años de ausencia para ocupar un vacío que hasta el día de hoy nadie ha conseguido llenar. Bajo la batuta de Pablo Acosta, que continúa al frente del colectivo, los murgueros bagañetes deleitaron a sus seguidores, a mediados de los 90, con interpretaciones de gran calidad musical, con unas letras muy cuidadas y unas voces únicas entre las murgas de la Isla. En su reaparición, Los Ni Sí - Ni No, también con 37 componentes, han preparado un repertorio cargado de crítica satírica y humor, así como una fantasía diseñada por Gregorio Hernández que, según afirman, sorprenderá.

Además, Los Llanos recuperará una de sus murgas decanas, Los Triana, fundada en 1981 y cuya última actuación fue en 1988. El artífice de la reaparición ha sido Juan José Cárdenas, uno de los padres de la misma. Será la murga más pequeña, con sólo 25 componentes, y su principal valuarte será el de mantener el antiguo estilo, con temas cortos y con la utilización de caja, bombo y platillo.