Tenerife Sur

El Cabildo prevé 800.000 euros en habilitar un camino entre Las Américas y Teno

El sendero de largo recorrido transita por núcleos como Vento, Ifonche, Taucho, Tijoco, la Vera de Erques, Las Fuentes, Chirche, Arguayo, Las Portelas o El Palmar.

EL DÍA, Adeje
4/feb/03 19:28 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife destinará más de 800.000 euros (más de 133.000.000 de pesetas) a mejorar un sendero de gran recorrido que discurre por toda la vertiente Suroeste de la Isla. Esta vía constituye la primera de esta naturaleza de las tres que se prevé acondicionar a lo largo del territorio insular. El proyecto ha sido ya aprobado y contempla la apertura de un camino de casi 59 kilómetros de longitud que comenzará en Playa de Las Américas y finalizará en el Parque Rural de Teno, después de cruzar los municipios de Adeje, Arona, Guía de Isora, Santiago del Teide y Buenavista, así como varios espacios protegidos.

El consejero de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez Brito, asegura que "pretendemos acondicionar un trazado homogéneo en una ruta que hoy en día está salpicada de distintos tramos, en muchos casos no conectados entre sí".

Comenta que "se trata de que sea posible para un peatón efectuar un recorrido a lo largo de una extensa porción de la Isla con todas las garantías de seguridad y de comodidad".

Senderismo

"De esa forma, se fomentará la práctica del senderismo y se acercará a muchas personas a un medio natural de mucho interés", según Rodríguez Brito.

El sendero discurrirá a través de Vento, Ifonche, Taucho, Tijoco, Vera de Erques, Las Fuentes, El Jaral, Chirche, Chío, Arguayo, Santiago del Teide, Las Portelas y el Palmar.

En un comunicado enviado por la Corporación insular se informa de que los técnicos encargados de la redacción del proyecto han previsto el aprovechamiento de pistas y caminos existentes y también la creación de nuevas trazas.

Abandono

Las actuaciones que se quieren realizar estarán destinadas, en su mayor parte, a recuperar y acondicionar esas vías que, por lo general, presentan un alto grado de abandono y a la construcción de nuevas estructuras donde sea preciso.

En una primera fase, las obras consistirán en la limpieza de basuras y escombros en los márgenes del sendero, así como la retirada de piedras que dificulten o impidan el paso en condiciones normales.

También se efectuarán pequeños desmontes donde sea necesario para adaptar la caja del camino y se eliminarán ejemplares de plantas herbáceas y arbustivas de porte bajo y medio.

En los márgenes

En el caso de las especies autóctonas protegidas se procederá a su trasplante en los márgenes del propio sendero o a su traslado al vivero forestal que posee la corporación insular.

Otras actuaciones comprenderán la delimitación, pavimentación con empedrado y señalización del camino de largo recorrido.