Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

La COAG alerta del "impacto negativo" que la nueva PAC tendrá para las Islas

Rafael Hernández da por hecho que el desacoplamiento de las ayudas se traducirá en que se sigan perdiendo los activos agrarios en el Archipiélago. Critica que la propuesta del comisario Fischler "renuncie a definir un modelo de agricultura profesional con unas rentas dignas".

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/feb/03 15:49 PM
Edición impresa

"La propuesta de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) tiene un impacto negativo para la agricultura y la ganadería de las Islas, al apostar la Unión Europea (UE) por seguir las directrices de la Organización Mundial de Comercio (que favorece siempre a los mismos) y que a Canarias, en lo concerniente a la OCM del plátano trae malos recuerdos".

Así lo asegura el presidente de COAG - Canarias, Rafael Hernández, en un comunicado remitido a EL DÍA, en el que alerta de que esta reforma propone como elemento principal el desacoplamiento de las ayudas, lo que "supone desvincular las ayudas de la producción, por lo que Canarias "seguirá perdiendo activos agrarios". Hernández hace hincapié en que, tras diez años de plena integración en la UE, el desarrollo de la agricultura y la ganadería en las Islas no ha culminado todas sus potencialidades, sobre todo en el caso de la ganadería o el mercado interior. Apuntó que en dicho período se ha pasado de 60.000 explotaciones agrarias a 34.000, la producción de carne de vacuno se ha reducido de 12.500 a 2.500 toneladas, el número de profesionales de la agricultura se ha quedado en 5.000, frente a los 14.000 de antes, y el grado de autoabastecimiento de las Islas se ha situado por debajo del 20%, con el consiguiente encarecimiento de la cesta de la compra que esto supone para los canarios, puntualizó.

El titular de COAG-Canarias ha denunciado que con esta reforma se deja pasar otra oportunidad histórica, renunciando a definir un modelo de agricultura profesional con unas rentas dignas para los agricultores. Asimismo, critica que se recorten las ayudas sin realizar un reparto justo de las mismas, que no se apunte a un nivel razonable de soberanía alimentaria y que no se apueste definidamente por los recursos naturales de la agricultura, renunciando a mantener una seguridad fitosanitaria.

Una reforma "muy drástica"

Por su parte, el secretario general de COAG, Eduardo Navarro, calificó la reforma de la PAC de "muy drástica", ya que "persigue una nueva reducción de precios agrarios y ganaderos, un nuevo pero injusto reparto de ayudas y derechos de producción, así como un recorte de hasta el 20% de las ayudas directas, sin distinguir entre agricultores y ganaderos profesionales a título principal y aquellos propietarios ajenos al sector agrario". A esto, puntualizó, se suma que el marco financiero aprobado por la UE hasta 2013, con la incorporación de diez países más a partir del próximo enero, obedece a un mero recorte presupuestario que, apuntó, "es claramente insuficiente para afrontar las necesidades de una PAC en la UE con 25 países, así como una dudosa y arriesgada estrategia de negociación ante la Organización Mundial de Comercio para avanzar en los acuerdos de Doha. Como consecuencia de esto, manifestó, la incertidumbre que se teje sobre el futuro de los agricultores y ganaderos españoles "no puede ser mayor".