Cultura y Espectáculos

Tenerife es la isla con mayor número de bienes de interés cultural de Canarias

Tiene más BIC registrados (74) que el resto de las islas del Archipiélago, según los datos del Instituto Canario de Estadística sobre 2001, en comparación a los contemplados en Gran Canaria (66), Fuerteventura (56), La Palma (21), Lanzarote (13), El Hierro (4) y La Gomera (2).

RAÚL GORROÑO, S/C de Tenerife
5/feb/03 20:08 PM
Edición impresa

Los bienes de interés cultural (BIC) han ido en aumento con el paso de los años en el Archipiélago, sobre todo en Tenerife, donde, según los datos elaborados por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC) correspondientes a 2001, existen 74, aunque actualmente ya llegan a 199 entre los declarados o incoados y en trámite.

Estas cifras establecen que casi un tercio de los BIC registrados en el Archipiélago en 2001 se encuentran en Tenerife (31,4 %), Isla que también cuenta con el mayor número de conjuntos históricos, - todo el casco viejo de los municipios - , cifrados en diecisiete.

La neófita Ley de Patrimonio de Canarias define los bienes de interés cultural como "aquellos que ostentan notorios valores históricos, arquitectónicos, artísticos, arqueológicos, etnográficos o paleontológicos, o que constituyan testimonios singulares de la cultura canaria".

En este sentido, la consejera de Cultura del Cabildo de Tenerife, Dulce Xerach Pérez, explicó a EL DÍA que "hoy en día tenemos 199 BIC en total, entre los declarados y los incoados en trámite. Todos ellos están protegidos por la ley. Conviene aclarar que desde el momento que se incoa un expediente de BIC éste ya está protegido, lo mismo que los ya declarados en el Boletín Oficial de Canarias".

La ley también contempla que cualquier ciudadano o institución pública (ayuntamientos) o privada tiene la facultad de proponer que un bien sea declarado BIC. Para ello, "tiene que elevar la propuesta al Cabildo, cuya Comisión Insular de Patrimonio Histórico estudiará si tiene entidad o no para ser incoado como tal", explicó Xerach Pérez.

Cuando un monumento, conjunto histórico o jardín histórico, entre otras categorías, adquiere el rango de BIC, o sea propuesto como tal, "cualquier intervención en el mismo debe ser aprobado por el Cabildo Insular, que tiene esa facultad, aunque es el Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias quien estudia la propuesta y lo declara como tal si lo considera oportuno, y lo publica en el BOC".

"Si se quiere hacer alguna obra en el BIC, apuntó, tiene que tener el visto bueno del Cabildo mientras se desarrolle el proceso, lo mismo que si ya está registrado en el BOC, salvo aquellas acciones que permitan proteger los elementos declarados BIC. Incluso mientras dure la incoación se permiten menos intervenciones, porque no se ha estudiado lo que tiene valor o no. La ley es más dura con los que están incoados".

La consejera también aclaró que cada expediente de un candidato a BIC, según su naturaleza, está acompañado de informes multidisciplinares que determinan su importancia. El proceso es complejo, porque hay que informar a todas las personas e instituciones implicadas en el mismo y estudiar las alegaciones que presenten antes de tramitarlo.