Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Oramas (CC) da por hecho que no habrá Presupuestos y augura elecciones anticipadas leer

La Cotmac aprobó definitivamente el plan sobre extracción de áridos en Güímar

El alcalde, Rigoberto González, destacó que culmina un proceso iniciado en 1988 y que el documento servirá para ordenar la actividad extractiva y la regeneración de esta zona del municipio, donde deben clausurarse algunas canteras y otorgar nuevas licencias.

EL DÍA, Güímar
5/feb/03 19:28 PM
Edición impresa

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) aprobó ayer el Plan Territorial Especial del área de los barrancos de Güímar, lo que permitirá ordenar cómo se han de hacer las extracciones y la restauración de las mismas, según informó el alcalde güimarero, Rigoberto González.

Con la decisión adoptada culmina un proceso iniciado en 1988, cuando comenzó la tramitación del primer plan especial. El presidente de la Corporación municipal se muestra satisfecho de que al final, aunque haya sido en el tercer plan especial, el Gobierno canario haya completado este trámite satisfactoriamente para los intereses de Güímar.

Fue a raíz del conflicto registrado en noviembre de 1999 cuando, reunidas todas las partes implicadas (vecinos, propietarios de suelo, empresarios, ayuntamiento, Cabildo y Ejecutivo autonómico), surge una Proposición No de Ley a la que el Parlamento canario dio el visto bueno y que ha derivado en este documento.

El Plan Territorial Especial obliga a diseñar un nuevo barranco con taludes de 7 a 10 metros evitando profundidades como las que existen actualmente para extraer árido, que llegan a alcanzar los 70 metros.

Rigoberto González admite que es un documento complejo, incidiendo en que debe completarse con la elaboración de la Ley de Minas de Canarias como un elemento esencial para completar su efectividad.

El consorcio es fundamental

La creación de un consorcio es otro paso fundamental, a juicio del alcalde de Güímar. Debe estar impulsado por las administraciones y compuesto por representantes del Gobierno de Canarias, Cabildo Insular, ayuntamiento, propietarios y extractores. Ello facilitaría la realización de los proyectos necesarios y contemplados en el plan, como encauzar el barranco, el desvío de la carretera general del Sur y la vía para el tráfico de los camiones que transportan el árido.