Sucesos
TUEGUESTE

Inculpado de un delito contra la ordenación del territorio


EL DÍA, S/C de Tenerife
6/feb/03 9:59 AM
Edición impresa

El Juzgado de lo Penal número Uno de la Capital celebró la vista oral contra E.J.D.M., al que se le acusa de un delito de desobediencia y otro contra la ordenación del territorio, al haber contado con una licencia para el murado de una finca en Tegueste en 1998 y haber iniciado las obras para la construcción de dos cuadras y una casa de madera de 150 metros cuadrados sin disponer de los correspondientes permisos.

El fiscal solicita un año de prisión y multa de 15 meses a razón de seis euros diarios, al estimar que el acusado es autor de ambos delitos, mientras que su defensa consideraba que los hechos no eran propios sino de una desobediencia administrativa, en el caso del delito contra la ordenación del territorio, a la vez que en el tema de la desobediencia entendía que la conducta de su patrocinado no podía convertirse en delito.

En la vista oral se apreció cómo el acusado había obtenido una licencia para murar una finca en la Villa de Tegueste de poco más de 7.000 metros cuadrados, pero no para construir al tratarse de unos terrenos calificados como "suelo rústico agrícola extensivo", sin que se tuviera constancia en la Oficina Municipal de ningún proyecto y al ser necesarios, según el PGOU, de 1986, unos 10.000 metros cuadrados para construir. El inculpado dijo que había arrendado otra finca y que los terrenos a su nombre superaban esa cifra, aunque luego la ley se modificó y eran imprescindibles 20.000 metros cuadrados.

Un procedimiento habitual

Según algunos de los testigos, "era habitual que se construyera en esas fechas (1998) de esa manera - refiriéndose a estar sin proyecto - y luego todo se arregaba", pero lo cierto es que desde el Ayuntamiento se mandó a paralizar la obra en más de una ocasión y el dueño no hizo caso, ya que los avisos se los entregaban a los trabajadores, llegando a incoarse un expediente sancionador el 12 de marzo de 1999. El acusado dijo que "a mí, personalmente, nunca se me entregó ninguna notificación para parar la obra".

TUEGUESTE