Canarias

La Constitución incomoda a los nacionalistas canarios

El senador de CC Victoriano Ríos cree que el fallo del Tribunal Constitucional sobre el conflicto de competencias con el Estado provoca que el hecho diferencial canario quede al margen de la Carta Magna.

EFE, Las Palmas
6/feb/03 16:32 PM
Edición impresa

El senador de Coalición Canaria Victoriano Ríos afirmó ayer que los nacionalistas isleños ya no pueden sentirse "cómodos en la Constitución Española de 1978", después de que el Tribunal Constitucional rechazara sus recursos contra el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

El pronunciamiento de Ríos se produce después de que una sentencia del Tribunal Constitucional rechazase recursos de inconstitucionalidad y conflictos de competencias planteados en 1993 por el Gobierno y el Parlamento de Canarias y por 53 senadores contra el citado impuesto, que aludían como argumento a que éste vulneraba el Régimen Económico y Fiscal del Archipiélago.

Ríos afirma en un comunicado que el fallo del Constitucional, al que califica como "de carácter más político que jurídico", supone "una involución en la concepción autonomista del Estado".

Un retroceso que, a su juicio, se enmarca "en la línea de la deriva centralista de este Tribunal, detectada desde hace unos años, dado que todos sus miembros son nombrados por órganos de una de las partes en conflicto, el Estado, y propuestos por partidos centralistas afines, por lo tanto, a su concepción del Estado". "Y sin formación específica jurídico-constitucional", apostilla.

Desconocimiento

En esa línea, el nacionalista añade que la emitida por el TC es "una sentencia deficiente jurídicamente, que transmite una concepción del Estado sumamente centralista y un desconocimiento preocupante de la importancia del REF para una realidad insular".

En consecuencia, con él "se está rompiendo el consenso constitucional sobre el modelo de encaje de Canarias en el Estado", agrega.

Los argumentos de la sentencia se basan, según interpreta Ríos, en el parecer de que "el hecho insular, como hecho diferencial canario, queda al margen de la Constitución".

Por todo lo expuesto anteriormente, los nacionalistas de CC, que "hasta ahora decíamos que nos sentíamos cómodos en la Constitución Española de 1978, no podemos ya opinar lo mismo, pues el pacto tácito Estado-Canarias se ha roto" concluye el senador, al tiempo que advierte de que "CC trabajará, primero, para exigir que haya miembros del TC que tengan una concepción autonomista del Estado".