Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La CE avisa a España por el riesgo de que no cumpla con el ajuste requerido leer
SENTENCIA

Vendían hachís en una plaza y se lo ofrecieron a un policía nacional


EL DÍA, S/C de Tenerife
9/feb/03 10:00 AM
Edición impresa

El Juzgado de lo Penal número Cinco de la capital ha condenado a Ayoze C.U. y a Ricardo G.O. a un año de prisión para cada uno y una multa de 50 euros al estar vendiendo hachís en la plaza Siete Islas de la capital, llegando incluso a ofrecerle droga a un policía nacional, en septiembre de 2001. Asimismo, se absuelve a otro inculpado acusado sólo por estar sentando en la plaza.

Según consta en la sentencia, "el día 11 de septiembre de 2001, y a través de un dispositivo de vigilancia que se había establecido en el lugar, funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía sorprendieron a Ayoze C.U. y a Ricardo G.O. cuando se encontraban en la plaza de las Siete Islas de esta capital vendiendo droga".

Los agentes presenciaron cómo Ayoze vendió dos trozos de dicha sustancia a un comprador al que posteriormente interceptaron. Por su parte, Ricardo G.O. ofreció estupefacientes a uno de los policías sin percatarse de su condición.

Al primero de los acusados se le ocuparon 7 trozos de hachís que pesaron 7,2 gramos y 57 euros obtenidos de la ilícita actividad y a Ricardo G.O., tres trozos que arrojaron un peso de 6,9 gramos y 45 euros, siendo el valor de la droga, según el valor medio nacional de 3,8 euros el gramo, tal y como queda establecido por la Oficina Central Nacional de Estupefacientes del Ministerio del Interior.

En un lugar público

En el texto legal se dice además que "a la misma hora y lugar se encontraba José Luis A.D., al que el agente que realizó las funciones de observación no le vio realizar operación alguna de venta de drogas, si bien lo detuvieron porque en el suelo y próximo al lugar donde se encontraba los funcionarios localizaron siete tabletas de hachís que pesaron 26,30 gramos, no quedando acreditado le pertenecieran. Al ser cacheado por los funcionarios del dispositivo de vigilancia policial se comprobó que llevaba ocultos en el interior de los zapatos dos pequeños trozos de hachís que pesaron 0,9 gramos".

SENTENCIA