Santa Cruz de Tenerife

Las tareas en los barrancos de San Andrés se iniciarán en dos semanas

Los trabajos comenzarán antes de marzo con el proyecto de ensanche del cauce en la parte baja del barranco del Cercado, que estará terminado en septiembre. La zona alta se adjudicará en un mes.

EL DÍA, S/C de Tenerife
9/feb/03 23:22 PM
Edición impresa

Estas primeras acciones en San Andrés como consecuencia del temporal del 31 de marzo de 2002 comenzarán en un plazo de dos semanas, según explicó ayer el presidente del Consejo Insular de Aguas y consejero del Cabildo de Tenerife, Alonso Arroyo.

Los trabajos se iniciarán en la parte baja del cauce del barranco del Cercado, uno de los más afectados por la riada, y se prolongarán durante siete meses, con lo que la primera fase del proyecto podría estar terminada "en septiembre u octubre" de este mismo año.

Las labores consistirán en ampliar el cauce y la desembocadura hasta una anchura suficiente que "permitirá aguantar perfectamente una cantidad de agua superior a la que cayó el último 31 de marzo en Santa Cruz", aseguró el consejero insular.

Zafarrancho de limpieza

La segunda fase del proyecto afectará a la parte alta de El Cercado.

Alonso Arroyo informó de que los trabajos se adjudicarán en el plazo de un mes y estarán terminados en un año.

La inversión económica para ambas fases será de 3,5 millones de euros.

Precisamente, y como preludio de estas obras, los vecinos de San Andrés se afanaron ayer en un zafarrancho de limpieza de los cauces, tanto del Cercado como del barranco de las Huertas.

Debido al mal estado en el que se encontraban ambos como consecuencia de las lluvias de enero, y antes de que llegue el mes de marzo, de fatídico recuerdo en el barrio, la asociación de vecinos El Pescador organizó una jornada de limpieza para retirar piedras y escombros de los cauces y desembocaduras de los principales barrancos, barranquillos y laderas que quedaron anegados durante la riada.

Puestos en contacto con el Cabildo de Tenerife, éste facilitó a los habitantes del barrio un camión para la retirada de las basuras, perteneciente al área de Medio Ambiente, así como picos, palas y los guantes necesarios para realizar las labores.

Un buen ejemplo

En el inicio de los trabajos estuvieron presentes el presidente de la Corporación insular, Ricardo Melchior; el consejero de Medio Ambiente, Wladimiro Rodríguez Brito, además del propio Alonso Arroyo.

Éste alabó la iniciativa y aseguró que se trata "de un buen ejemplo para mentalizar a la gente de que no deben seguir tirando materiales a los barrancos"; explicó, además, que "espero que esto lo repitan otras asociaciones de vecinos".

El consejero insular adelantó la previsión de que en todo el día de ayer el camión realizó 6 viajes con una cantidad media de unas tres toneladas de escombros en cada uno, lo que significa retirar casi 20 toneladas de piedras y basuras de los barrancos de la zona, una labor de gran ayuda en el caso de lluvias de mucha intensidad.