Vivir

Comienzan las obras del primer centro de Canarias para personas autistas

El presidente de Apanate declaró a EL DÍA que el trastorno profundo afecta a una de cada mil personas, lo que supone que en Tenerife existan del orden de 400 individuos con este síndrome.

D. BARBUZANO, S/C de Tenerife
9/feb/03 23:22 PM
Edición impresa

Tenerife contará con el primer centro de Canarias para personas con autismo, una vez que concluyan las obras iniciadas en unos terrenos aportados por el Cabildo de Tenerife en el barrio lagunero de Gracia, cuyo presupuesto se eleva a 750.000 euros.

La Corporación, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), sacó a concurso la realización de los trabajos del Centro para la Rehabilitación del Autismo de Tenerife (Creat) y cederá la instalación a la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Te-nerife (Apanate), entidad que ha sido la promotora de la iniciativa y que asumió la redacción del proyecto técnico y la dirección de los trabajos.

En breve será colocada la primera piedra del centro, cuyas obras acabarán el próximo año, según destacó a EL DÍA el presidente de Apanate, José Luis Barquín Díez.

El edificio tendrá una superficie construida de 1.022 metros cuadrados, que serán distribuidos entre las siguientes dependencias: 4 talleres para adultos con aseos y vestuarios, 4 aulas de terapia ambulatoria con aseos, 2 aulas de logopedia, gimnasio, cocina y comedor, despachos de administración de terapeutas, biblioteca y espacios libres para aparcamientos, huertos, jardines, parque infantil y juegos y deportes.

El centro dispondrá de varios servicios, el primero de los cuales será el de diagnóstico y orientación, dirigido a evaluar y diagnosticar, orientando sobre los programas más adecuados a cada individuo y contando con la correspondiente asistencia médica, psicológica y psiquiátrica.

También se contará con un servicio de terapia ambulatoria y estimulación temprana, que ofrecerá apoyo específico en áreas tales como atención psicopedagógica, logopedia, psicomotrocidad, habilidades sociales, desarrollo personal y social y autonomía.

El servicio de centro de día para adultos estará destinado a la rehabilitación sociolaboral de las personas autistas adultas, proporcionando la formación adaptada a las específicas necesidades de cada individuo.

Servicio de ocio y tiempo libre

El centro contará, además, con un servicio de ocio, tiempo libre y respiro familiar y otro de la escuela de padres destinado a proporcionar la formación necesaria a los padres para mejorar la interacción familiar con sus hijos autistas, además de proporcionar información sobre las novedades que puedan surgir sobre el tema.

El centro se enriquecerá con la formación del voluntariado y el área de investigación.

En una segunda fase se prevé la construcción de una residencia para aquellas personas autistas cuyo domicilio familiar esté alejado del centro.

El presidente de Apanate, José Luis Barquín, señaló que el autismo es un trastorno profundo que afecta, aproximadamente, a una de cada mil personas, lo que supone que en Tenerife existan del orden de 400 autistas, cuyas principales características son: grave alteración en las relaciones sociales, comunicación verbal y no verbal muy deficitarias, notorios déficits en el desarrollo del juego y la imaginación, así como una gran resistencia a los cambios en el medio, y asociación del trastorno a retraso mental y a problemas de conducta.

"El autismo - dijo - constituye un síndrome debido a causas médicas múltiples para el cual no existe cura. Puede aparecer en cualquier familia y nivel social y aunque se mantiene a lo lago de la vida, las dificultades producidas por el autismo pueden mejorarse mucho con la educación y el tratamiento especializado".

Apanate es una asociación de iniciativa social sin ánimo de lucro, que comenzó en 1995 con el fin de promover el bienestar y la calidad de vida de las personas con autismo. Es miembro de la Federación Española de Autismo, de Autismo de Europa y de la Plataforma de ONG de Voluntariado de Tenerife. Se estima que en Canarias la media de personas afectadas es alta. Sólo en Tenerife hay 147 niños con autismo escolarizados.