Canarias

El Parlamento decepciona en su análisis sobre la exclusión social

La comisión parlamentaria creada hace diez meses para analizar la problemática de la pobreza severa en Canarias cerrará sus puertas el próximo mes tras reunirse tres veces, pese a que en abril los grupos coincidieron en hacer de este tema "el centro de toda nuestra preocupación".

PEDRO ALEMANY,S/C de Tenerife
10/feb/03 16:32 PM
Edición impresa

Si no se produce un milagroso cambio de ritmo en las próximas semanas, la comisión parlamentaria que en abril de 2002 asumió la responsabilidad de evaluar la problemática de la pobreza y la exclusión social en las Islas tendrá que cerrar sus puertas con un decepcionante balance.

En los diez meses transcurridos desde entonces, la comisión tan sólo se ha reunido en tres ocasiones, si se exceptúan los encuentros previos para consensuar la dinámica de trabajo.

No es de extrañar, por tanto, la metamorfosis sufrida en sus objetivos desde entonces, que se han ido volviendo más modestos a medida que transcurría el tiempo.

En abril, el diputado del Partido Popular Pablo Matos proponía su creación al Parlamento basándose en "la injusticia que se cometería contra los pobres y excluidos si se le cierran las puertas de la actual bonanza económica".

Con ese argumento animó y convenció al resto de grupos a trabajar unidos para hacer de este asunto "el centro de toda nuestra preocupación", según se escuchó entonces en la Cámara.

Sin tiempo para más

Sin embargo, tanto el diputado popular, como Rosa Guadalupe Jerez y José Mendoza, del PSOE y CC respectivamente, reconocen diez meses más tarde que la comisión sólo ha podido atender las sugerencias de los técnicos de servicios sociales de los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna. Al parecer, la intensa actividad parlamentaria no ha dejado tiempo para más.

Pese ello, la comisión mantiene su confianza en ser útil, aunque sólo sea por la información recabada de algunas personas que trabajan a diario con este colectivo marginado. Ello no impide, sin embargo, que algunos, como la socialista Rosa Guadalupe Jerez, se muestren bastante críticos.

A su juicio, "ha vuelto a suceder lo mismo que con otras comisiones parlamentarias que han abordado este tipo de asuntos. A nivel informativo están muy bien, pero sus conclusiones no es que resulten muy fecundas, sobre todo si la dinámica de trabajo es lenta, como en este caso. Además, nosotros pedimos que comparecieran algunas organizaciones gubernamentales como Cáritas, Cruz Roja o Médicos del Mundo, y no creo que ya quede tiempo para que lo hagan".

Mucho mas optimista, Pablo Matos cree que resta tiempo suficiente para escuchar a sus representantes y a los de los cabildos de Tenerife y Gran Canaria, pese a que el dictamen de la comisión que ha de proponer soluciones al Gobierno regional para atacar esta problemática debe estar listo el próximo mes.

José Mendoza, en cambio, prefiere quedarse con la reflexión de que "sin echar las campanas al vuelo, yo creo que una comisión con ésta siempre es útil, aunque sólo sea por obtener información. Aún así su verdadera utilidad dependerá del uso que luego haga cada grupo político".