Nacional

Miles de personas expresaron ayer su rabia y su dolor en Andoain

La marcha, encabezada por dirigentes del PSOE, UGT y de los gobiernos central y vasco, se organizó para protestar por el asesinato a manos de ETA del jefe de la Policía Local del municipio guipuzcoano, Joseba Pagazaurtundua, miembro del Partido Socialista y del colectivo "Basta Ya".

AGENCIAS, Madrid
10/feb/03 23:25 PM
Edición impresa

La manifestación partió desde la plaza del ayuntamiento tras una pancarta con el lema en euskera y castellano "ETA no" sostenida, entre otros, por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y por el líder de UGT, Cándido Méndez, los máximos responsables de las organizaciones en las que militaba la última víctima de ETA. En la pancarta se situaron también el secretario general del PSE-EE, Patxi López, y otros dirigentes socialistas vascos.

A esta marcha se sumaron también los ministros de Justicia, José María Michavila, y Administraciones Públicas, Javier Arenas, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y varios consejeros vascos.

La manifestación discurrió en silencio hasta llegar a la altura de una "herriko taberna" -sede social de Batasuna-, donde se escucharon gritos de "asesinos", "chivatos" y "askatasuna" (libertad). Tras recorrer las principales calles del municipio, la marcha finalizó en la plaza del Ayuntamiento, donde Patxi López leyó un comunicado en el que afirmó que "en un país donde falta la libertad no hay más prioridad que luchar para acabar con ello, no hay nada más importante, ni intereses particulares que se puedan supeditar a este objetivo".

Por su parte, la iniciativa ciudadana "Basta ya" ha convocado para hoy en Andoain un "homenaje en recuerdo de Joseba Pagazaurtundua". El acto, que se celebrará frente al ayuntamiento, contará con intervenciones de la eurodiputada socialista Rosa Díez, el ex parlamentario vasco del PSE/EE Ignacio Latierro, y de la hermana de la última víctima mortal de ETA, Maite Pagazaurtundua, concejala del PSE/EE en Urnieta (Guipúzcoa).

"Basta Ya" dejó ayer a los socialistas solos con su dolor en Andoain y llevó su protesta por el asesinato de Pagazaurtundua a las puertas del Palacio de Ajuria Enea, en Vitoria, donde trescientas personas denunciaron a mediodía la "responsabilidad inequívoca" del Gobierno vasco y los tres partidos que lo sustentan en los crímenes terroristas. El lehendakari no escuchó estas críticas porque, en esos mismos momentos, estaba siendo insultado en la marcha convocada por el PSE y UGT. Para los miembros del colectivo, PNV, Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida, así como el Ejecutivo que sostienen, son también responsables del asesinato "por su flagrante incompetencia o desidia en la lucha en todos los frentes, tanto contra el terrorismo como contra sus cómplices y sus justificaciones ideológicas", según el manifiesto leído en la concentración.