Nacional
LO ÚLTIMO:
Hallan el submarino argentino ARA San Juan leer

Aznar y Schroeder tratarán de acercar, hoy en Lanzarote, posiciones sobre Irak

Este asunto centrará buena parte de la cumbre hispano-germana, tras la conversación telefónica que el pasado jueves mantuvieron el jefe del Ejecutivo, José María Aznar, y el canciller alemán, en la que éste expresó su interés por conocer con detalle la posición española.

11/feb/03 23:28 PM
Edición impresa

Petición de Zapatero

El líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer un llamamiento a José María Aznar a "rectificar a fondo" y sumarse a la iniciativa franco-alemana de reforzar el mandato de los inspectores sin recurrir a la intervención militar en Irak. Zapatero expresó sus satisfacción por la iniciativa de París y Berlín de buscar una alternativa a la guerra para desarmar al régimen de Sadam Husein, en coincidencia con las ideas que él mismo expresó la pasada semana en el Congreso de "más inspectores, más tiempo y más medios". Expresó su preocupación por la postura del Gobierno español y dijo que España, debido a la actitud de Aznar, "está quedándose aislada en Europa" con su política "profundamente equivocada y por su estrategia de sumisión a Bush".

EFE, Madrid

El presidente del Gobierno español, José María Aznar, y el canciller alemán, Gerhard Schroeder, intentarán acercar posiciones sobre la crisis de Irak durante la cumbre hispano-alemana que comenzará hoy Lanzarote.

Fuentes oficiales españolas explicaron ayer que asesores de ambos jefes de Gobierno se han puesto en contacto para tratar de llegar a Lanzarote con las diferentes visiones del problema ya identificadas y poder buscar elementos de encuentro.

En una larga conversación telefónica, Schroeder expresó a Aznar el pasado jueves su interés por conocer con detalle la posición española, así que se da por seguro que este asunto centrará buena parte de las conversaciones de la cumbre. Además, el Ejecutivo español quiere saber de primera mano cuál es la iniciativa alemana sobre la crisis.

El Gobierno de Madrid niega que haya una "fractura" en el seno de los Quince sobre Irak, porque hay acuerdo sólido en dos elementos: el objetivo es el desarme y para eso el papel central corresponde al Consejo de Seguridad.

Para las autoridades españolas, la labor de los inspectores es verificar el desarme y para ello hay una única condición que es la voluntad del régimen iraquí de destruir las armas de destrucción masiva y de demostrarlo.

Con ello, si las propuestas alemanas van en este sentido, habrá acuerdo entre Aznar y Schroeder "porque nadie quiere la guerra", precisan las fuentes, que recuerdan que la próxima reunión del Consejo de Seguridad será para escuchar el segundo informe de los inspectores, pero no para adoptar decisiones.

La presencia tanto de España como de Alemania en el Consejo de Seguridad, como miembros no permanentes, hace que haya una agenda de intereses compartidos en la actualidad internacional, como es la lucha contra el terrorismo internacional y el Sáhara, aunque es la crisis de Irak la que concentrará toda la atención.