Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Secuestrados doce tripulantes de un mercante suizo en aguas de Nigeria leer

La Guardia Civil se incauta de 423 kilos de cocaína en el velero "Zugvogel"

Seis agentes que participaban en la operación "Alcalá", que se inició en enero de 2002, han detenido a Hans Peter B., de 48 años y con pasaporte suizo falso, al cual le ofrecieron 180.303 euros por traer los 18 fardos desde Sudamérica.

EL DÍA, S/C de Tenerife
11/feb/03 10:00 AM
Edición impresa

El Equipo contra la Delicuencia Organizada de la Guardia Civil de la Capital (EDOA) culminó en la noche del domingo con la operación "Alcalá", incautando 423 kilos de cocaína en el interior del velero "Zugvogel" que pretendían introducir en la Isla, así como la detención de un hombre de 48 años, en la bahía de Los Cristianos.

Ayer se dio a conocer el resultado del operativo, en el que han intervenido seis guardias civiles y que ha sido dirigido por el capitán jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil, Galo Jareño Sánchez - Ferrer, el cual apuntó que "puede que una parte del alijo fuera destinado a las próximas fiestas de Carnaval en la Capital tinerfeña, aunque se supone que otra parte sería trasladada a la Península".

El detenido, que por el momento ha sido identificado como Hans Peter B., aunque estos son los datos que constan en su pasaporte suizo, el cual es falso, está detenido y prosiguen las investigaciones, las cuales están a cargo del Juzgado número Dos de Arona, el cual ha decretado secreto de sumario.

Un año con rumbo fijo

Según se dio a conocer ayer, las investigaciones de la operación "Alcalá" dieron sus frutos tras la detención de un extranjero a bordo de un velero, en cuyo interior estaban escondidos 423 kilos de cocaína, cuya pureza se estima en aproximadamente un 90 por ciento y que en el mercado negro y sin cortar supondría 25.422.812 euros (4.230.000.000 de pesetas).

El dispositivo del EDOA comenzó en enero de 2002 al tener conocimiento de que unas personas de nacionalidad colombiana planeaban introducir una gran cantidad de cocaína en Tenerife.

En marzo de 2002, a través de un confidente, se pudo averiguar se estaba ultimando el envío de la sustancia y que el transporte que se iba a utilizar era un barco con un sólo palo.

En el mes de septiembre, uno de los individuos que estaban siendo investigados por la Guardia Civil fue detenido en el aeropuerto Reina Sofía con 50 kilos de cocaína.

Este primer detenido resultó pertenecer a la misma organización de tráfico de drogas desde Sudamérica y, según se ha podido saber, es un colombiano con ascendencia venezolana.

La Unidad Central

Con esta captura se frustró el envío previsto al detener tanto al correo como capturar la mercancía. Continuaron las pesquisas y, en noviembre de 2002, se obtuvo una nueva noticia que alertaba a los investigadores de que se estaba preparando un velero para el traslado de la cocaína y, en diciembre, se tuvo constancia de que la embarcación partiría de un puerto venezolano rumbo a Tenerife, concretamente a la bahía de Los Cristianos.

Ante esta circunstancia, las unidades investigadoras con sede en la Isla fueron apoyadas por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) con sede en Madrid, quienes se desplazan a la Isla, empleando durante estos meses medios aéreos (helicópteros) y marítimos (patrulleras). La operación Alcalá culminó la noche del domingo, día 9, sobre la una de la madrugada, cuando se detectó el velero "Zugvogel", que mantenía rumbo a la bahía del puerto de Los Cristianos con un único tripulante, donde seis agentes del EDOA de la Guardia Civil procedieron a su abordaje, ya que la citada embarcación retrasó su llegada a puerto al tener la parte superior del mástil rota, por lo que la navegación se hacía dificultosa y navegaba tres veces por debajo de su capacidad real.

El registro

Una vez en el puerto sureño, se procedió al registro con el consiguiente mandamiento judicial a cargo del Juzgado número Dos de Arona, localizando escondidos en el doble fondo del barco 423 kilos de cocaína, concretamente en el camarote y en la quilla del velero. El "Zugvogel" era tripulado por Hans Peter B., aunque se presupone que es un nombre falso, ya que su pasaporte suizo también lo es. Dice tener 48 años y fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Actualmente, y según ha podido saber EL DÍA, aún no ha sido interrogado, pero se espera que reciba la llamada de la persona que estaba en la Isla esperando la droga.

La Guardia Civil baraja que el velero saliera de un puerto de Venezuela, aunque se están estudiando las cartas marítimas y otros datos para determinar exactamente la procedencia del puerto de origen.

Según fuentes de la Guardia Civil, el hecho de que se trate de una sola persona, a la que le ofrecieron 180.303 euros, no es extraño, ya que las organizaciones usan esta fórmula para despistar.