Santa Cruz de Tenerife

Un parque con la extensión del García Sanabria rodeará la plaza de España

El arquitecto Jacques Herzog presentó ayer el anteproyecto de reforma de este espacio, que libera la zona de tráfico y crea grandes charcos o "láminas" de agua en la superficie.

IGNACIO MARTÍN, S/C de Tenerife
13/feb/03 23:36 PM
Edición impresa

A pesar del aspecto que tiene en la actualidad, la plaza de España está llamada a convertirse dentro de varios años en uno de los pulmones más importantes de Santa Cruz, tal y como contempla el anteproyecto de reforma de este espacio de los arquitectos suizos Herzog & De Meuron, que fue presentado ayer en la capital por el primero de ellos.

Los autores pretenden alargar la arboleda de laureles de Indias de la avenida Francisco La Roche, de tal forma que rodee el monumento a los Caídos y forme una zona verde con una superficie similar a la del parque García Sanabria.

Precisamente, la avenida se extenderá más allá de sus límites en forma de un nuevo paseo marítimo cuyo tramo futuro tendrá una estética distinta a la del resto.

Mantiene la Cruz a los Caídos

La masa forestal resultante en este entorno respetará los límites de la alameda del Duque de Santa Elena y no ahogará la Cruz de los Caídos, que, pese a los insistentes rumores de desaparición, continúa haciendo acto de presencia en el proyecto.

Jacques Herzog, en la rueda de prensa en la que se hizo público el proyecto, celebrada ayer en el Cabildo, destacó que su intención es convertir la zona "en el salón de la ciudad", recuperando un lugar "donde la gente se encuentre tranquila y cómoda".

De hecho, uno de los elementos que utiliza para lograrlo es liberar la plaza de casi todo el tráfico rápido, que quedará soterrado, manteniendo sólo dos carriles de carácter urbano en la superficie.

Entre la arboleda, los técnicos suizos dispersan algunos pabellones y quioscos y crean una sala multiusos, que se levantará en frente de la que constituye una de las notas más pintorescas del proyecto.

En su afán por "acercar la ciudad al mar y el mar a la ciudad", el proyecto habilita un amplio espacio en la plaza que albergará lo que se denomina "lámina" de agua, o gran charco, dotado "de luz y de movimiento". Éste estará acompañado de otros de un tamaño menor ubicados en diferentes puntos de la zona.

En la misma línea, los planos de Herzog & De Meuron ofrecen una rebaja del actual límite marítimo de la capital, acercando el Atlántico a Santa Cruz.

Otro elemento de nueva planta es la construcción de la plaza de las Islas Canarias, como ámbito de entrada a la sede del Cabildo de Tenerife y presidido por el palacio insular.

La gran pregunta es cuándo se podrá ver terminado el proyecto. El presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, explicó en la rueda de prensa que el proyecto definitivo de ejecución estará listo en marzo del año que viene, momento a partir del cual habrá que adjudicar unas obras cuya duración no será menor a cuatro o cinco años.

Plataforma para espectáculos

Esta fase incluirá los trabajos en la plaza y sus alrededores, así como la construcción de la plataforma de espectáculos públicos, que tendrá una superficie de 17.000 metros cuadrados.

En el acto de presentación, además de Melchior y de Herzog, estuvieron presentes el vicepresidente del Gobierno canario, Adán Martín; el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Suárez Trenor.

Martín destacó que se trata de un proyecto histórico que se convertirá en la plaza de los próximos siglos, al guardar los elementos que poseen los espacios públicos que han desafiado el paso del tiempo: belleza, funcionalidad y los materiales precisos.