Dinero y Trabajo

La provincia tinerfeña, donde menos subió el IPC en los últimos 12 meses

Santa Cruz de Tenerife anotó el pasado mes el menor recorte de precios respecto a diciembre (0,2%), registro que comparte con Madrid, Tarragona y Vizcaya, pero presenta la tasa interanual (enero sobre enero) más baja de España, del 2,6%, medio punto menos que Las Palmas (3,1%).

EL DÍA/ S/C de Tenerife
14/feb/03 15:49 PM
Edición impresa

Los precios bajaron en Canarias el pasado mes de enero, con relación a diciembre, un 0,2%, dos décimas menos que la media nacional, con lo que la inflación interanual, correspondiente a los últimos doce meses, se sitúa en el 2,9%, la menor de España, seguida de Extremadura (3,1%). Las comunidades más inflacionistas fueron Murcia (4,4%) y Cataluña (4,1%).

Según los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de enero los menores descensos se produjeron en Las Palmas, Barcelona, Gerona, Huesca, Palencia, Sevilla y Valencia (-0,3%), y en Santa Cruz de Tenerife, Madrid, Tarragona y Vizcaya (-0,2%). Con todo, las provincias menos inflacionistas en los últimos doce meses son Santa Cruz de Tenerife (2,6%) y Palencia (2,9%).

El efecto rebajas

Los precios bajaron en el mes de enero en 46 provincias, se mantuvieron estables en Baleares, Cádiz y Guipúzcoa y subieron sólo en Guadalajara, un 0,2%.

El IPC se redujo en el Archipiélago el pasado mes de manera especial en vestido y calzado (-7,1%), además de en menaje (-1,2%) y en ocio y cultura (-0,7%), y no variaron en enseñanza. Los precios subieron en el resto de sectores, más en comunicaciones (1,4%), transportes (1,3%) y "otros" - joyería, cosméticos, servicios y seguros - (0,9%).

En los últimos doce meses (tasa interanual), los precios bajaron en las Islas en comunicaciones (-5,1%) y en vestido y calzado (-0,8%) y subieron sobre todo en hoteles, cafés y restaurantes y en transporte (5% en ambos), así como en bebidas alcohólicas y tabaco y en enseñanza (4,8% en los dos grupos). Los precios en el mes de enero de 2003 cayeron en todas las comunidades, de manera más acentuada en Asturias y La Rioja, con descensos del 0,9% en ambos, y no variaron en Baleares.

En el conjunto de España, los precios bajaron el 0,4% en enero, lo que situó la tasa de inflación de los últimos doce meses en el 3,7%.

El Gobierno consideró este dato "satisfactorio", ya que confirma que la inflación se desacelerará este año, mientras que la oposición, los sindicatos y los empresarios coincidieron en calificarlo de "positivo", aunque de origen coyuntural, y alertaron del riesgo de la evolución del precio del petróleo.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, destacó que el IPC de enero supone "una reducción de las tensiones de los precios, como el Gobierno ya había adelantado cuando dijo que se consolidaría esta tendencia a la baja de la inflación a lo largo de este año", apostilló.

Desde el punto de vista de los alimentos, añadió el vicepresidente, "continuamos viendo unos incrementos que no se corresponden con lo que nosotros creemos que debe ser el funcionamiento normal del mercado de los productos alimenticios".

Por ello, agregó, respetando la libre competitividad del mercado, "intensificaremos nuestras campañas de concienciación de los consumidores, porque en este ámbito el mercado continúa con alzas excesivas".

En opinión de Rodrigo Rato, lo más importante del IPC de enero es la evolución de la inflación subyacente - sin alimentos y sin energía - , que ya se sitúa cerca del 3%. Todos los indicadores y, si las circunstancias internacionales vuelven a la normalidad, apuntan a que "la inflación del conjunto de la economía española durante los próximos meses estaría en el entorno del 3%", sostuvo.

Lecturas desde Canarias

Tras conocer el dato del IPC de enero, la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, destacó que, en Canarias, el índice general de precios sin alimentos no elaborados y productos energéticos experimentó un descenso en el mes de enero, con relación a diciembre de 2002, del 0,6%. Y argumenta que, dado que la inflación subyacente anticipa, con ciertas reservas, la tendencia de los precios en los próximos meses, cabe una progresiva reducción del IPC en el Archipiélago, eso sí, "eliminando del análisis la evolución de los precios del crudo, principal riesgo para la inflación".

En una nota remitida a EL DÍA, la Cámara propone que se aproveche la actual coyuntura para establecer políticas fiscales, legales, administrativas y financieras de apoyo a las pymes de las Islas, como medidas para controlar la inflación.

La entidad cameral pide de manera expresa que se favorezca la productividad de las pymes isleñas y se promueva la sociedad de la información y la comunicación, así como la investigación y el desarrollo, para lograr este objetivo.

CC OO de Canarias opina que la evolución de los precios es favorable en el Archipiélago por el efecto de las rebajas sobre la cesta de la compra pero no por la trayectoria natural de los bienes y servicios suministrados. Esta organización sindical estima que es necesario poner en funcionamiento los mecanismos para paliar la pérdida de competitividad del tejido socioeconómico.