Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair recurrirá de inmediato el fallo de un juzgado de Santa Cruz de Tenerife leer

Los inspectores de la ONU piden más tiempo para acabar su trabajo

Las divergencias entre unos y otros países se mantuvieron inalterables después de que Blix y El Baradei señalasen que no han hallado armas de destrucción masiva.

EFE, Nueva York
15/feb/03 14:10 PM
Edición impresa

La división en el Consejo de Seguridad de la ONU persiste sin ningún tipo de cambio entre los países que piden proseguir con las inspecciones en Irak y los que insisten en que el tiempo se ha agotado.

Las divergencias entre unos y otros países se mantuvieron inalterables después de la esperada sesión de ayer en la que los jefes de los inspectores informaron en una sesión abierta de que no han hallado armas de destrucción masiva.

El presidente de la Comisión de las Naciones Unidas para la Inspección, la Vigilancia y la Verificación (UNMOVIC), Hans Blix, y el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed El Baradei, destacaron además que, si Irak colabora, el trabajo de los inspectores puede ser de corta duración.

"Las inspecciones están ayudando de forma efectiva a superar la brecha de conocimiento que surgió durante la ausencia de los inspectores entre diciembre de 1998 y noviembre de 2002", indicó Blix al comenzar la sesión.

El debate abierto celebrado ayer deparó pocas sorpresas y, de todos los miembros, no hubo uno sólo que modificara la posición manifestada en los últimos días.

EE UU, Gran Bretaña y España insistieron en que Irak no ha cooperado como se esperaba y mantuvieron sus amenazas de recurrir a la fuerza, algo que rechazaron categóricamente Rusia, Francia y China para los que esta opción es sólo posible cuando se haya agotado completamente la vía diplomática.

Para estos últimos países, Irak ha dado señales de cooperación y las inspecciones están "dando frutos", según palabras del ministro galo de Exteriores, Dominique de Villepin.

Mientras sea así, estimaron que se debe dar tiempo a los expertos de UNMOVIC y de la OIEA, ya que cualquier intervención militar tendría consecuencias muy graves en una región "frágil", como apuntó el ministro ruso de Exteriores, Igor Ivanov. "Las inspecciones se están realizando con tranquilidad y con la cooperación de los iraquíes. Se dispone de acceso sin impedimento a todos los lugares".