Vivir

IC denuncia que las Urgencias llevan semanas colapsadas

El sindicato asegura que durante este mes se ha triplicado la afluencia de usuarios al HUC y La Candelaria, cuyos servicios de urgencias "carecen de espacios y recursos" para dar una buena asistencia.

EL DÍA, S/C de Tenerife
18/feb/03 23:56 PM
Edición impresa

Representantes de Intersindical Canaria (IC) denunciaron ayer en rueda de prensa que los servicios de urgencias de los hospitales Universitario de Canarias (HUC) y Nuestra Señora de la Candelaria llevan varias semanas "bloqueados" al triplicarse el número de consultas, una situación empeorada por "la incapacidad de las instalaciones y la carencia de recursos".

Los delegados de IC, Salvador Afonso, representante de La Candelaria, y Jaime Bethencourt, del HUC, informaron de que "la utilización de pasillos y espacios para la ubicación de camillas y sillones en los que esperan los pacientes por un tiempo indeterminado viene siendo la fotografía fija de subdesarrollo de los dos únicos hospitales de Tenerife", y añadieron que "el proceso de drenaje de pacientes hacia las áreas de hospitalización o cirugía permanece igualmente bloqueado por la falta de camas o de quirófanos, circunstancia esta también determinante en el actual colapso de los servicios de urgencias".

Denunciaron que "en las últimas semanas, los problemas en los servicios se han agravado sin que las Gerencias de ambos centros hayan sido capaces, salvo algunos parches, de establecer medidas para resolver el caos organizativo y asistencial".

Según explicó Jaime Bethencourt, "en el HUC, tras dos años de espera, la Dirección del centro aún no ha dado a conocer las conclusiones de un estudio sobre cargas de trabajo prometido a Intersindical Canaria", a lo que añadió que el sindicato "ha tenido que presionar para que se aumente la plantilla de forma esporádica, al ser "escandalosamente insuficiente".

Los delegados de IC advirtieron de que "el personal sanitario queda eximido de responsabilidades derivadas de cualquier fracaso asistencial o lesión a los usuarios en su derecho a la asistencia y a un trato sanitario integral y de calidad", a lo que añadieron que "la negligencia y la falta de previsión de la Consejería de Sanidad y del Servicio Canario de Salud le hacen únicos responsables de una situación en la que no se garantiza la correcta asistencia sanitaria".

"Presentar reclamaciones"

Por este motivo, los delegados sindicales animaron a los usuarios "a romper la actual apatía y temores infundados y formular a las direcciones de ambos centros sanitarios todas las reclamaciones que consideren pertinentes".

A estas críticas, los delegados sindicales añadieron "la constatación de un nuevo fracaso en la denominada y recurrida ordenación sanitaria", ya que pese a sus previsiones "no ha logrado frenar el acceso de usuarios que, según su criterio, deben utilizar los centros de urgencias de Atención Primaria frente a las urgencias hospitalarias", que dijeron "están desbordadas".