Actualidad

Blair quiere que Bush dé más tiempo para recabar el apoyo de la ONU

Washington impulsará una nueva propuesta de resolución para presentarla ante el Consejo de Seguridad esta semana o la próxima y espera que el debate previo sea rápido.

AGENCIAS, Londres/Washington
20/feb/03 14:10 PM
Edición impresa

El Gobierno británico necesita convencer a EE UU que se dé más tiempo al Consejo de Seguridad de la ONU para que apruebe la intervención en Irak y así poder contar con el respaldo del Parlamento británico.

Tony Blair hace lo posible por convencer a Bush para que conceda, al menos, tres semanas más a los contactos diplomáticos para intentar solucionar la crisis de Irak. Tras este plazo, Estados Unidos y Reino Unido solicitarían a la ONU la intervención en el país asiático, según el periódico "The Times".

El primer ministro británico, junto al titular de Esteriores, Jack Straw, barajan la fecha del 14 de marzo para una próxima reunión del Consejo de Seguridad, añade el diario.

Ambos creen que ese tiempo es suficiente para convencer a los países reticentes, como Francia, de que el régimen de Bagdad no ha cooperado con los inspectores de desarme. "Quiero una nueva resolución si tenemos que decidir una acción militar. Y creo que habrá que debatir mucho antes de que la ONU tome una decisión", señaló Blair.

Por su parte, Estados Unidos quiere impulsar una nueva propuesta de resolución sobre Irak para presentarla ante el Consejo de Seguridad de la ONU esta semana o la próxima y espera que el debate previo a su votación sea rápido, afirmó ayer la Casa Blanca.

El Gobierno estadounidense, que sigue asegurando que habrá una decisión final sobre una eventual intervención para desarmar a Bagdad en "semanas y no meses", confirmó que volverá a la sede de la ONU para tratar de conseguir un amplio respaldo internacional.

Bush "tiene la intención de trabajar con nuestros amigos y aliados para ofrecer una resolución al Consejo bien esta semana o la próxima", afirmó en conferencia de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, quien no quiso ofrecer detalles sobre el borrador que elabora el Gobierno de EE UU, porque "las consultas siguen".