Sucesos

Rescatados seis inmigrantes que llevaban catorce días a la deriva

La embarcación en la que viajaban al menos 21 inmigrantes mantuvo contacto por última vez con un familiar de uno de ellos en Almería, el pasado día 8. Se ignora la suerte que haya podido correr el resto.

A.H., S/C de Tenerife
20/feb/03 10:01 AM
Edición impresa

El helicóptero "Sea - King" de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo "Helimer Canarias" rescató en la noche de ayer a seis inmigrantes (cinco hombres y una mujer) que se encontraban a la deriva en una patera entre Gran Canaria y Tenerife, según confirmaron a EL DÍA fuentes de este organismo y de la Comandancia de la Guardia Civil.

La patera en la que viajaban, la que se dio por desaparecida en aguas de Fuerteventura el pasado día 8, según Salvamento Marítimo, fue avistada por el pesquero "Naboiro", que comunicó el hallazgo a Salvamento Marítimo de Las Palmas. En dicha embarcación viajaban al parecer 21 inmigrantes, de los que sólo se hallaron seis. Éstos, al encontrarse en dificultades, llamaron a un familiar en Almería, que a su vez alertó a los servicios de rescate de Fuerteventura, ya que no daban con la costa y eran arrastrados por las corrientes mar adentro.

La patera con los seis náufragos fue avistada a unos 200 kilómetros al sur de Punta de la Rasca, en Guaza (Arona), y a 400 de Gran Canaria.

En el helicóptero viajaban dos buceadores de los GEAS de la Guardia Civil. Si bien en un primer momento el aparato tomó tierra en el aeropuerto Reina Sofía, ante la gravedad de dos de los náufragos se decidió su evacuación hasta el muelle de Los Llanos, en Santa Cruz, donde tomó tierra a las 23:00 horas y fueron trasladados en ambulancias medicalizadas, tres al Hospital Universitario de Canarias y los restantes a La Candelaria.

La embarcación dejó de ser buscada en aguas majoreras a los tres días de su desaparición, por lo que se ignora la suerte que hayan podido correr el resto de los inmigrantes, que proceden de Ghana, Mali y Sierra Leona. En la explanada del muelle esperaban seis ambulancias del SUC, la Guardia Civil que escoltó a las víctimas hasta los hospitales y la policía portuaria, que se encargó de balizar la zona.