Tenerife Sur

Una calle de Candelaria lleva el nombre de José Rodríguez Ramírez

Se trata de una vía situada en una zona de expansión y con instalaciones importantes, en palabras del homenajeado, editor/director de EL DÍA, quien agradeció el gesto de la corporación que preside José Gumersindo García, de cuyo grupo municipal ha partido dicha iniciativa.

EL DÍA, Candelaria
21/feb/03 19:29 PM
Edición impresa

La calle en la que se encuentran el Instituto de Enseñanza Secundaria Punta Larga y el campo de fútbol de Candelaria, la misma en la que estará el polideportivo cubierto del municipio, lleva desde ayer el nombre de José Rodríguez Ramírez, editor/director de EL DÍA.

El acto de descubrimiento de la placa fue presidido por el alcalde de la Villa Mariana, José Gumersindo García Trujillo, y contó con la asistencia de su homólogo de El Rosario, Macario Benítez; los directores generales de Acción Exterior y de Patrimonio del Gobierno canario, Efraín Medina y Rodolfo Afonso, respectivamente, y con miembros de la Corporación y una representación del sector empresarial de la Villa.

El prior de la Basílica, Jesús Mendoza, bendijo la calle "como un lugar de tránsito y en honor a él, su familia y todo lo que está haciendo".

Palabras que agradeció José Rodríguez Ramírez, editor/director de EL DÍA quien, en su alocución, titulada "Gracias a la vida", aludió a la presencia en el municipio "del tesoro más grande del Archipiélago", el Santuario y la Virgen de Candelaria.

Agradecimiento que extendió al alcalde, José Gumersindo García, "gran amigo, correctísima persona y buen alcalde", también autor de la moción que dio origen al acto celebrado ayer. Su origen tinerfeño, su entronque familiar con las tierras del Sur y su amor por la Virgen, consideró José Rodríguez Ramírez que pueden ser algunos de los méritos que motivaron el homenaje celebrado ayer.

Satisfecho y orgulloso

"Mi satisfacción y la de mi familia y amigos y colaboradores es infinita. Esta distinción hace que nos sintamos muy orgullosos, más amantes, si cabe, de Candelaria, de sus habitantes, de todas sus cosas y, en mi caso particular, de convivir con sus calles", dijo antes de dar gracias a Dios, la Virgen, al pueblo de Candelaria, a su alcalde y a la corporación. "Gracias a la vida, que me ha dado tanto, me ha dado la risa y me ha dado el llanto. Y, ahora, este inmenso honor, esta inmensa felicidad", concluyó José Rodríguez Ramírez.