Carnaval

Las murgas, una a una


Diablos Locos
22/feb/03 0:08 AM
Edición impresa

inauguró el concurso con una presentación que puso en pie a la plaza de España. Comenzaron con "La bolsa", que se encontraron en la calle tirada y que, al curiosear lo que lo había en su interior, inician a desgranar sus estrofas coincidiendo con lo que encontraban. Primero ven unas entradas y se acuerdan de las peñas que están esperando en las colas para hacerse con una para asistir a la final; plumas, de los murgueros de Las Palmas; un programa electoral, en el que denunciaron la incongruencia de los políticos que dejaron vendido a Vilaflor; una pala, en recuerdo a las que Zerolo mandó a Ifara mientras lo barrios se ahogaron en el día de la riada, para concluir con un elegante "levanta plaza". Encuentran en la bolsa un superhéroe y lo asociaron a los cuerpos del orden público que dieron su vida. Mientras la plaza esperaba el humor que caracteriza a Diablos, irrumpieron con un "palo" - "Más sabe el diablo por viejo que por diablo" - al concejal de Fiestas, por intentar manipular a las murgas respecto al encuentro de Candelaria. El hilo conductor: una murga que soportó la época más dura del Carnaval y que se sorprende de cómo algunos murgueros "que se dedican a chinchar" venden su lengua al concejal.

Singuangos fueron los segundos en actuar. Disfrutaron sobre el escenario y transmitieron química. Su fórmula: pusieron una entrada que recreaba la divertida presencia de un buda que estaba encarcelado, con los Tres de Canarias, con los que hicieran el año pasado una divertida presentación en fase. En su primera canción, "El traidor perderá, Vilaflor ganará" desgranaron al ritmo de temas de "Jesucristo Superstar" una visión comprometida y argumentada contra los políticos actuales, a los que llamaron traidores, llegando a pedir al pueblo que no les vote en las próximas elecciones. Sello Singuango de antes que combinaron con una imagen más comercial. Su segundo, una joya. "Sanidad tercermundista" sirvió para denunciar las carencias en la Seguridad Social, criticando el plan de choque de las listas de esperas. Sin embargo, sí hay 500 millones de pesetas para sanear el CD Tenerife. "Aquí morir es lo normal". Eso no importa, porque "tenemos un recinto ferial, un túnel, un Parque Bulevar, un tren y hasta un Corte Inglés".

Chinchosos subieron en tercer lugar y dejaron al público con las mieles en los labios tras su exquisito segundo tema de eliminatoria, sólo comparable, quizás, con la segunda de ayer, "La cabalgata de reyes". En la primera canción "Oficial y chicharrero", se convirtieron en el ejército de defensores de Santa Cruz para arremeter contra José Manuel Soria, María Eugenia Márquez y Román Rodríguez. Despuntaron humor en una crítica a la cabalgata de reyes, con varias "quedadas" divertidas. El helicóptero de los Reyes Magos llegó a la plaza de España mientras lo niños hacían la ola. En el estadio, "los enanos eran más grande que Blancanieves", había un grupo de gente que caminaba como locos por el campo, "pensé que eran los de la comisión de fiestas"; "habían tres Teletubbies y todos eran amarillos". La canción va de más a menos.

Bambones, en cuarta posición, marcaron un antes y un después en el concurso. Su presentación, de película. Sacaron sobre el escenario un disfraz de cada uno de los 20 años, con el que rindieron homenaje a su historia. Arrancan con una original propuesta: el parque temático "Tenerife Bross", con ofertas concretas: El túnel del tiempo, en el que recuerdan las calles heredadas del tiempo franquista (Rambla de Pulido, General Mola, plaza de Weyler, General Primo de Rivera...). "No hay que recordar tiempos anteriores. "No se debe nombrar a unos fachas que mataron nuestra libertad". Otra atracción del parque temático: La ciudad del Miedo, con la inseguridad que se vive en el Parque García Sanabria o en la Zona Centro. Quizás "Zerolo diga qué bien se viva aquí porque él vive en Guamasa"; "El jacuzzi", con los baches que tiene las carreteras, o las atracciones de las aves naturales del lugar: María Eugenia Márquez, la cacatúa; Zerolo, el pavo real; Santiago Pérez, la mosca cojonera, y Ana Oramas, el caniche fino; el armario, atracción estrella para Las Palmas. Pero la joya estaba por salir. "Escuelita murguera". Crítica, humor, sátira, originalidad. Trasladaron a la plaza al paraíso murguero e innovaron una nueva fórmula: la plaza se hizo murga, de verdad, con Bambones, cantando, bailando... Enseñaron cómo dar la entrada, los movimientos, a hacer una letras y hasta una rima, a lo que se entregó el público... y casi sin enterarse del "viaje" que le daban al concejal de Fiestas. Buscando el pareado llegaron a decir: "el concejal es un..." respondió el público: "gilipolla", lo que ellos corrigieron: "Un tío que se enrolla".

A mitad del concurso actuaron Ni Pico - Ni Corto, que presentaron un repertorio equilibrado. Su primero, "¿Bobo yo? tururú", salvaron con soltura una canción complicada, que pudo llegar a ser polémica por ser considerada una falta de respeto. Al final, le dieron la vuelta, lo supieron defender con toques geniales: "Tengo una novia tan fea que cuando chupó el limón se regañó", para incluir la parte más brillante cuando se refirieron a las claves que se utilizan para mandar mensajes por los móviles. Geniales. Cerraron su actuación "Achazo limpio", otra crítica contra el concejal, al que le recordaron los malos tratos dado a los niños, su polémica decisión de vetar la participación de murgas chicharreras en Candelaria...

Triqui - Traques corrigió sus voces, con mucha más fuerza. Interpretó el mejor tema interpretado contra el concejal: "Hasta siempre concejal". Argumentando todas y cada una de las reuniones y desatinos con murgas infantiles, promesas incumplidas, el museo del Carnaval que ahora se destinará para la Prensa... Cerraron su tiempo de concurso con "Misión: rescatar la Virgen cuéstenos lo que nos cueste". Se vistieron de guanche y recuperaron el glamour del año de indio. Los guanches de Candelaria vinieron a Santa Cruz en un coche de alquiler Smart porque se trajeron la Virgen a la Capital. Divertidos y muy completos.

Tras Con Tras interpretaron "Me voy a despachar por ti". Obtuvieron su premio al pasar a la final. Abordaron de la inseguridad en Santa Cruz y la desaparición de los ordenadores de la comisión de fiestas con las bases de los concurso. "Qué casualidad: Creo que fue Acha porque se dejó las llaves en la puerta y el llavero se lo regalamos nosotras". Siguieron con la riada, construcciones ilegales y que las ayudas no han llegado. Propusieron destinar el dinero de las entradas a los damnificados. En su segundo, "Juro decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad": Unelco, los cortes de suministro, la manifestación de Vilaflor, los de fuera se quedan con la Isla, la inmigración: "Nuestra gente marchó a Venezuela y nadie los ayudó. Aquí vienen los inmigrantes, nosotros llevamos 8 ó 9 años esperando una casa y ellos la reciben antes".

Marchilongas fueron las segundas de la noche y una de las componentes resultó afectada por un fuego artificial. "¿Quién dice que las tías no debemos conducir y por qué?". Una historia de humor de un día de una mujer que lleva a su hijo a la guardería. "No te vayas p a que almuerces": "Palo" a Acha que no ayuda a los grupos, Gana mucho con el Carnaval pero los amenaza con la subvención.

Trabas cerró el tiempo de concurso. Presentación exquisita de todo un espectáculo. "Chanín, profeta de la tomatera", un profeta que viene a Tenerife y se empieza a encontrar con una viuda, Zerolo (que le pregunta si va a hacer alcalde o presidente), un obrero (que le recuerda que no hay trabajo). Incluyen referencias a Román Rodríguez, Adán Martín y José Carlos Mauricio. También se encuentra con un homosexual de La Isleta y con Acha. Participó el público con una forma dinámica similar a la de Bambones y Ni Pico. Tema muy divertido. "Con un flotador y unos cuernos hago virguerías porque de vikingo vengo", que dice que los cuernos le crecen cada día más porque la mujer está liada con David Bisbal. Rozaron el humor verde.