Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Detenida una empleada de hogar en Santa Cruz de Tenerife por el hurto de 25.000 euros leer

Los jóvenes empresarios opinan que "el crecimiento cero" es negativo

Representantes del Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife y de la Confederación canaria hablaron sobre las directrices turísticas, la calidad en el servicio y la formación profesional.

EL DÍA, Adeje
23/feb/03 19:29 PM
Edición impresa
EL DÍA, Adeje

La Comisión de Jóvenes Empresarios del Sur de Tenerife y la Confederación Canaria de Jóvenes Empresarios (Ccaje) creen que un modelo de "crecimiento cero" en las directrices de ordenación turística resulta negativo, ya que el Archipiélago puede perder competitividad respecto a otros destinos al no renovar la oferta alojativa y complementaria. Así lo plantearon los portavoces de ambas entidades, Javier Cabrera y Francisco Mesa Tabares, tras una reunión celebrada el pasado viernes.

Cabrera y Mesa opinan que dicho planteamiento dejaría a Canarias fuera del "mercado mundial" y advierten de que, por ejemplo, en zonas receptoras de turismo del Mediterráneo cada año hay 200.000 nuevas plazas.

Estiman que la administración debe tener en cuenta a la patronal a la hora de determinar el crecimiento y manifiestan que "la moratoria", para que realmente cumpla sus objetivos, requiere un marco de seguridad jurídica, un desarrollo reglamentario y una aplicación efectiva, con el fin de evitar irregularidades.

En cuanto a la necesidad de elevar la calidad, Cabrera explica que un buen nivel cualitativo no debe confundirse con lujo y hoteles de cinco estrellas, puesto que todos los turistas tienen que recibir una atención satisfactoria.

Mesa Tabares reconoce que el amplio mercado laboral generado por el crecimiento turístico ha provocado falta de motivación entre los trabajadores para formarse. Está convencido de que la patronal debe valorar más los recursos humanos y ceder horas para la preparación de los mismos. Indica que las administraciones deben flexibilizar los requisitos exigidos para que las empresas organicen planes de formación. Ahora estas medidas sólo están autorizadas para sociedades con más de 100 empleados, dejando fuera a muchas pymes.

Pero eso es a corto plazo, ya que, para Mesa, lo ideal es intentar inculcar competitividad entre los escolares.