La Laguna

La calle del Padre Adán

Más de 200 vecinos de La Laguna asistieron ayer al emotivo acto de homenaje en el que se rindió tributo al que fuera miembro del Cabildo Catedralicio durante medio siglo.

EL DÍA, La Laguna
23/feb/03 14:21 PM
Edición impresa

Ayer por la mañana tuvo lugar el acto de rotulación y descubrimiento público de una calle del municipio con el nombre de Padre Adán, canónigo de la Iglesia Catedral. De esta manera, la corporación y todo los laguneros han reconocido los innumerables servicios humanitarios, asistenciales, sociales y culturales realizados durante más de 50 años por el que fuera reverendo canónigo de la Iglesia Catedral de La Laguna, José Miguel Adán y Rodríguez.

La calle que llevará a partir de ahora una placa con su nombre se encuentra en la zona de residencial El Drago, justo detrás de la plaza del Cristo de La Laguna.

La alcaldesa del municipio, Ana Oramas, afirmó ayer durante su intervención en el acto de homenaje que "el Padre Adán ha dado, y sigue dando aún, lecciones constantes de humanidad que han alumbrado y hecho mejores a quienes le han rodeado".

Oramas añadió en su discurso que "el interminable currículum del padre Adán es buena muestra de su capacidad para abarcar todos y cada uno de los ámbitos de la vida social y cultural de nuestra ciudad" y expresó la gratitud "y enorme respeto hacia este hombre, que por derecho propio forma ya parte de la historia de nuestro pueblo".

El padre José Miguel Adán y Rodríguez, por su parte, mostró su gratitud a todas aquellas personas que en los más de 50 años que lleva en la ciudad han trabajado junto a él en todos y cada uno de los ámbitos en los que ha desarrollado su amplia e inquieta labor.

Un intenso recorrido vital

Nacido en Puerto de la Cruz, el Padre Adán cursó estudios en el Seminario Diocesano de Aguere, ciudad en la que luego ha desarrollado una intensísima labor social.

Fue miembro del Cabildo Catedral desde 1951, año de su ordenación sacerdotal, hasta que se jubiló. Ha sido profesor de religión del colegio Luther King y de la Escuela Superior de Bellas Artes y Artes Aplicadas, así como asesor provincial del Frente de Juventudes y director, durante muchos años, del Comité Intergubernamental de Migraciones Europeas, ayudando en épocas de penurias en nuestra tierra a la emigración canaria a Venezuela.

Fue fundador de Cáritas Diocesana y de Cáritas Interparroquial; director del periódico diocesano Pregón y presidente del Club de Baloncesto Canarias durante 4 años.

También destaca en sus inquietudes musicales, pues además de organista de la capilla catedralicia, fue director de coros como la Capilla Palestrina, la Coral Sacra y fundador del primer coro mixto universitario y de la coral de Cepsa.

El Padre Adán fundó, además, la Cofradía de la Flagelación de la Catedral lagunera, de la que es director espiritual, y también colaboró en la fundación de la Clínica La Colina. Ha sido presidente diocesano del apostolado mundial de Fátima y responsable de más de 100 grupos marianos en las diferentes parroquias de las Islas.

El homenajeado es una verdadera institución en la vida de La Laguna, y ejemplo de ello es que la propuesta de esta designación, a cargo del comité organizador del homenaje al Padre Adán, viene secundada por más de un millar de firmas de ciudadanos de todo el municipio que han querido impulsar este reconocimiento. Cabe destacar que, además de este acto de rotulación de una calle con su nombre, la Corporación municipal puso en marcha en meses pasados el expediente para nombrarlo Hijo Adoptivo de San Cristóbal de La Laguna, en reconocimiento a su "amor y atención a los vecinos de la ciudad en la que vive desde hace muchos años". La masiva afluencia de ciudadanos ayer al acto es una simple muestra del afecto con que cuenta en la ciudad.