Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
El TS fija que todo contacto corporal de tipo sexual es abuso y no coacciones leer

Tajao y Las Arenas producen una tonelada de compost con los residuos orgánicos

La población de ambos pueblos ariqueros apila desde hace diez días la materia orgánica que generan. Ésta es una iniciativa del Foro contra la Incineración con la que tratan de demostrar que es posible y fácil separar los restos orgánicos y evitar los problemas que genera el vertedero.

EL DÍA, Arico
23/feb/03 19:29 PM
Edición impresa

Más de 1.000 kilos de compost han reunido los vecinos de San Miguel de Tajao y Las Arenas, pueblos del litoral de Arico, durante los diez días que dura un proyecto promovido por el Foro contra la Incineración. Esta iniciativa trata de demostrar y demuestra, según sus promotores, que la recogida selectiva del material orgánico es posible y fácil, así como su almacenamiento y reutilización.

Una veintena de voluntarios repartió entre la población de los barrios ariqueros citados un folleto explicativo de lo que debía hacer cada uno en sus viviendas. Al tiempo, entregaron bolsas especiales (también reciclables) elaboradas con millo en las que se depositaba la materia orgánica que, posteriormente, dejaban en los bidones colocados al efecto en ambos núcleos. Dichos residuos eran recogidos y apilados cada dos días en un punto de Tajao.

Antonio Rodríguez, integrante del Foro contra la Incineración y miembro de Ben Magec, explicó que la materia orgánica permanecerá apilada en el mismo sitio durante dos meses, teniendo que ser "apaleada" cada dos días a fin de obtener el compost.

Sin efectos colaterales

Uno de los aspectos más destacados es que, a pesar de que los residuos orgánicos permanecen en una zona pública abierta, "no hiede", contrariamente a lo que sucede en la planta de compostaje del vertedero insular, "que emana un gran mal olor". A juicio de Antonio Rodríguez, obtendrán un compost de gran calidad pasados los dos meses.

La colaboración de todos los vecinos de San Miguel de Tajao y Las Arenas, el sentido voluntario de la iniciativa y la demostración de que la materia orgánica puede recibir un tratamiento distinto al que se plantea en el Plan Director Insular de Residuos (PDIR) son los aspectos más sobresalientes de este proyecto, según el Foro contra la Incineración.

"El 90% del problema que produce el vertedero se debe a la materia orgánica y nosotros estamos demostrando que se puede separar del resto sin mayores problemas", añadió Antonio Rodríguez, quien se mostró satisfecho del resultado de la iniciativa.