Carnaval
LO ÚLTIMO:
Veinte investigados por fraude a la Seguridad Social, algunos en Las Palmas leer

"Es la primera vez que vivo este Carnaval"

Natalia Díaz tiene cara de niña inquieta. Desde la noche del miércoles algo cambió en su vida. A su diseñador, Santi Castro, le sucede algo similar: es la primera vez que gana.

28/feb/03 0:30 AM
Edición impresa

Peso del traje: 425 kilos. Dimensiones: 5 metros de alto por 5 de ancho.

Materiales: 22.000 plumas. 12.000 de ellas en verde (atrás) y 10.000 naturales. 6.000 piedras de Swarosky. 100 flores, 35 monedas y 50 frutas artesanales.

Historia: Santi Castro investiga la historia del cuerno de la abundancia: Láquesis (nombre de la fantasía), es una diosa griega, que significa la que da a cada uno su parte (como joyas, frutas y demás beneficios). EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife

La nueva reina del Carnaval se llama Natalia Díaz Mesa y nació el 13 de enero de 1984. Es antigua alumna del colegio Pureza de María, de Los Realejos, en donde cursó estudios hasta el pasado mes de junio, pues sus padres, naturales de La Orotava, residen desde hace 20 años en el barrio realejero de La Zamora. Desde septiembre, es alumna de la Facultad de Biología de la Universidad de La Laguna aunque, según reconoce, quizás cambie el próximo año, pues su sueño es convertirse en cirujana forense.

Hija de José María, recepcionista de hotel, y Ana, ama de casa, tiene una hermana, Virginia (de 14 años). Llegó al mundo del Carnaval chicharrero de la mano del Centro Comercial Carrefour - Santa Cruz, después de que el pasado mes de noviembre fuera elegida en un cásting entre diez jóvenes para representar a dicha firma comercial. Le gusta la moda y el espectáculo, pero no quiere dejar sus estudios.

Sus 19 años, su melena rubia y sus ojos azules deslumbran, casi tanto que se hace difícil mantener fija la mirada en su rostro, que denuncia su espíritu inquieto, jovial y dicharachero.

"Ésta es la primera vez que vengo al Carnaval de Santa Cruz, hasta ahora siempre bajaba al de Puerto de la Cruz". Natalia, con apenas 7 años, ya se presentó a las fiestas de su barrio, La Zamora, en donde fue proclamada reina infantil. Hace dos años, concurrió al certamen de Miss Norte, en donde fue elegida primera dama. Su sueño era ganar un certamen y lo logró la noche del miércoles: ¡Es la reina del Carnaval 2003!Se define despistada: "Cuando me tocó el número 1 para desfilar en la gala pensé:
A ver si me voy a despistar. Mejor sería que saliera otra chica para yo fijarme cómo lo hace ". Una hora antes de que comenzara la gala, coincidiendo cuando los miembros del jurado estuvieron entre bastidores viendo las fantasías, "estaba histérica", reconoce Natalia. Ahora, con los nervios ya en el olvido, reconoce que fue mejor así, pues "después me relajé". El diseñador del traje, Santi Castro, comenzó a trabajar en la fantasía desde hace 4 meses, pero Natalia no se lo probó hasta hace dos semanas y media, y se lo puso completo hace una semana.

Todavía ayer vivía en una nube. "Recibía las llamadas de teléfono de mis amigos y estaban yo creo que más contentos que yo". Hoy, en la Cabalgata anunciadora, sabe que se encontrará con su pueblo. Está ansiosa por ese momento.

Si Natalia Díaz será la envidia sana de muchas jóvenes que sueñan con convertirse en reina del Carnaval chicharrero, Santi Castro logró una histórica victoria, siempre anhelada por todo el colectivo de creadores.

Después de cuatro años presentando aspirantes con el patrocinio de Carrefour y siempre quedándose con la miel en los labios, pues lograba algún puesto entre las damas, el miércoles dio el salto al cetro. Un premio a una obra de arte.