Actualidad

El Congreso debatirá el martes su posición sobre Irak en votación secreta


28/feb/03 14:10 PM
Edición impresa

La oposición quiere que todos los diputados puedan mantener en secreto el próximo martes su voto a las dos iniciativas que el pleno debatirá sobre el conflicto de Irak: una del PP que respalda la política de Aznar y otra - del resto de partidos - que rechaza la guerra y le exige que rectifique.

Con esta maniobra, pretende que parlamentarios "populares" sigan su "conciencia" y se rebelen contra el alineamiento del Gobierno con EE UU. Un día después, el jefe del Ejecutivo comparecerá en el tercer pleno extraordinario sobre Irak.

Tanto el PSOE como CiU, PNV, Coalición Canaria y Grupo Mixto se sumaron a la propuesta de IU de reclamar que la proposición no de ley que todos ellos defenderán el martes en la Cámara Baja sea votada de manera "secreta y por papeleta".

Según el Reglamento del Congreso, basta con que dos grupos parlamentarios lo pidan para que la votación oculta sea "inapelable", salvo cuando se trate de la investidura del presidente, una moción de censura o una cuestión de confianza.

La oposición española tomó nota del motín al que se tuvo que enfrentar el miércoles el primer ministro británico, Tony Blair, cuando 122 de los 199 diputados de su propio partido votaron contra su política exterior en la Cámara de los Comunes. Rebelión que quieren emular en el Parlamento con una invitación para que los disidentes del PP actúen con "total libertad" escudados por el sufragio secreto.

Nueve votos

Bastaría con que nueve populares se desmarcaran de la línea de su partido para que, si toda la oposición respaldara su propia resolución, la votación diese la vuelta y su moción saliera adelante con 176 votos.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Jesús Caldera, apeló a la "conciencia" de los diputados del PP, únicos que respaldan al Gobierno en la crisis de Irak, porque la guerra está "por encima de ideologías, partidos políticos" y disciplina de voto. El dirigente socialista confió en que el respaldo a la iniciativa de algunos de los 183 diputados del PP sirva para que se apruebe la petición de la oposición de rectificar la política exterior "no por una victoria política, sino para contribuir a la paz".

Al mismo tiempo, estas formaciones quieren restar apoyos a la iniciativa del PP que elogia la política exterior de José María Aznar.